Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Esperando a Ander Herrera

El centrocampista volvió a entrenarse ayer al margen del grupo y tiene muy difícil su presencia en San Mamés, el próximo domingo.

Ander Herrera realiza carreara continua al campo de entrenamiento.
Esperando a Ander Herrera
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

Una final sin Jarosik. Y sin Leo Franco. Y sin Kevin Lacruz. Y, problamente, también sin Ander Herrera, quien ayer volvió a ejercitarse al margen del grupo y tiene muy complicada su presencia el próximo domingo, en San Mamés, en el partido que enfrentará al Real Zaragoza con el Athletic.

El futbolista sufrió una microrrotura en el muslo derecho, el pasado día 3 de octubre, durante el choque ante el Sporting de Gijón. Y aunque su regreso estaba inicialmente previsto para la próxima semana, Ander se afana ahora por acelerar los plazos de su recuperación. Ayer se entrenó en el gimnasio y, posteriormente, apenas dio cinco vueltas al terreno de juego antes de dirigirse a los vestuarios. De momento, las sensaciones no son muy positivas, y todo apunta a que finalmente no podrá jugar en San Mamés.

Su ausencia supondrá un contratiempo para el técnico zaragocista, José Aurelio Gay, quien sigue manteniendo una inexorable fe en la capacidad futbolística del canterano -ha sido titular en todos los partidos-. Además, el partido atesoraba un importante valor emocional para el propio Ander, nacido en la capital vizcaína.

El Real Zaragoza, en cualquier caso, ya cuenta el próximo domingo con tres bajas seguras: Jarosik, expulsado en la anterior jornada, deberá guardar un encuentro de sanción; Leo Franco, con una rotura de fibras desde el partido del Calderón, sigue en proceso de recuperación; y Kevin Lacruz, concentrado desde ayer con la selección española sub-19, permanecerá lejos de Zaragoza durante las dos próximas semanas, ya que el combinado español afronta la fase previa del Europeo de la categoría.

En los casos de Jarosik y de Kevin Lacruz, se trata de dos ausencias de especial relevancia. El central checo es indiscutible en la zaga, y más aún cuando enfrente aguarda un rival como el Athletic, tan poderoso en el juego aéreo; mientras que Kevin Lacruz, titular ante el Hércules y el Atlético de Madrid, aporta frescura, atrevimiento, despliegue físico y toque de balón en un conjunto que no se distingue, precisamente, por su fútbol combinativo.

Pero los problemas para José Aurelio Gay no acaban ahí. Ivan Obradovic y Adam Pinter se hallan concentrados con las selecciones de Serbia y Hungría, respectivamente, y ninguno de los dos aparecerá por Zaragoza hasta el próximo jueves por la tarde.

Necesidad

El Real Zaragoza queda desarmado, precisamente, en la antesala de un encuentro fundamental para su devenir: con el abismo del descenso emergiendo bajo sus pies, está obligado a puntuar en Bilbao para mitigar su angustia, después de no haber ganado ni un solo encuentro en toda la competición; pero necesita, sobre todo, iniciar con prontitud su escalada hacia los puestos de salvación, un recorrido cada vez más arduo y laborioso.

Al menos, José Aurelio Gay, según se desprendió del entrenamiento de ayer, sí podrá contar con el concurso de José Edmilson y de Maurizio Lanzaro, quienes arrastraban diferentes molestias. Ambos se entrenaron ayer con normalidad y ya están a disposición del técnico para el encuentro ante el Athletic. La participación del defensa italiano, después de la baja por sanción de Jarosik, se antoja vital para intentar frenar a Fernando Llorente.

Etiquetas