Despliega el menú
Deportes

FÚTBOL

En manos de Samuel Eto'o

El fichaje de Ibrahimovic por el Barça, subordinado a la decisión del camerunés.

Flecos, pequeños detalles, mínimas diferencias. Es la palabrería que rodea a cada fichaje en su desenlace final y que pretende acercar con ello la inmediatez del mismo. Detrás de tales eufemismos se esconden comisiones, porcentajes y muchos números con ceros detrás. El traspaso de Zlatan Ibrahimovic del Inter al Barça se encuentra en esa fase. "Hay un principio de acuerdo", aseguró Joan Laporta durante la presentación del lateral Maxwell el pasado viernes. "Es una oferta interesante", aseveró el máximo dirigente interista, Massimo Moratti, antes de aclarar que el acuerdo no estaba cerrado. El mayor escollo se encuentra en Samuel Eto’o.

La complicada operación tiene como piedra angular la inclusión del camerunés. El ariete africano, más 45 millones de euros y la cesión del bielorruso Hleb es la propuesta que está sobre la mesa de Moratti. La jugosa oferta parece convencer a los dirigentes italianos. Poner de acuerdo a Ibrahimovic no es problema. El sueco ya manifestó en varias ocasiones su interés por abandonar el Calcio en busca de nuevos retos.

Aunque de momento prefiere ser cauto: "Estoy bien aquí, soy del Inter y juego en el Inter", manifestó el delantero de 27 años al periódico ‘La Gazzetta dello Sport’. Por tanto, el retraso de la operación radica en Eto’o. El delantero es consciente de que tanto la directiva barcelonista como Guardiola desean su marcha. Los primeros por motivos económicos, ya que el león indomable termina contrato este año y es la última oportunidad de hacer caja con su traspaso. Por su parte, el de Santpedor nunca terminó de confiar en él tras declararle transferible junto a Ronaldinho y Deco la temporada pasada.

Enfado

Eto’o se enteró de la operación en Camerún, donde pasa sus últimos días de vacaciones. Sin embargo, está muy molesto por no haber sido informado y que Laporta haya hablado en su nombre. Sabe que su presencia para rebajar el fichaje de la estrella interista es necesaria. No quiere oír hablar de la palabra trueque, ya que lo considera como una manera de infravalorarle. Está dispuesto a negociar su salida, pero quiere hablar directamente con el Inter a través de su representante, José María Mesalles. Su petición rondará los 10 millones de euros netos por cada una de las cinco temporadas que piensa firmar. Pretensiones elevadas, pero lejos de los 13 millones que cobra el sueco. Además, el delantero azulgrana quiere mantener una conversación con el técnico del Inter, José Mourinho, para conocer de primera mano sus planes deportivos.

Así las cosas, la incertidumbre se cierne sobre el que debiera ser el fichaje estrella culé. Ibrahimovic espera acontecimientos desde Los Ángeles, donde se encuentra de gira con su equipo. Eto’o deshoja la margarita desde su país natal. La lógica dice que todo debería terminar de manera positiva para los intereses del Barça. Pero el impredecible carácter del camerunés puede provocar un giro de la operación. Es lo que tienen los flecos y los pequeños detalles.

Etiquetas