Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Dinamo 59-69 Mann Filter

En cuartos de final

El Mann Filter pasa de octavos de la Eurocup Women por primera vez en su historia.

Brown, del Mann Filter, se dispone a lanzar.
En cuartos de final
ARáNZAZU NAVARRO

El Mann Filter se clasificó ayer, por vez primera en su historia, para los cuartos de final de la Eurocup Women. Y_lo hizo con determinación y grandeza, desarrollando un juego de gran entidad y exhibiendo una autoridad aplastante sobre su adversario (59-69). Después de la amplia ventaja obtenida en el partido de ida (77-59), al conjunto aragonés le bastaba con perder por menos de 18 puntos para continuar su andadura por la competición continental. Sin embargo, lejos de dedicarse a administrar su renta, en lugar de salir única y exclusivamente a contener a su rival, el equipo de Víctor Lapeña afrontó el encuentro con la intención de sumar una nueva victoria. Y logró su propósito, tras completar otra actuación sobresaliente en todos los aspectos del juego. Su próximo rival será el Sony de Atenas, campeón de la pasada edición de la Eurocup Women.

El Dynamo no tuvo opción. Ni siquiera en los primeros minutos, cuando se le intuía una salida más firme y decidida, pudieron las rusas cuestionar la clasificación del conjunto aragonés. Tampoco al Mann Filter, después de 14 horas de viaje, pareció afectarle el extenso recorrido hasta Kursk. Las de Lapeña no ofrecieron ni una sola concesión, ni un solo síntoma de flaqueza, y fueron mejores que las rusas desde el inicio hasta el final.

Superioridad

El equipo aragonés resolvió con prontitud. A pesar de la tenacidad de Snow -8 puntos en los primeros minutos-, el Mann Filter soportó sin problemas el empuje de las rusas. Las zaragozanas se agarraron al acierto ofensivo de Zlatanova y Henry, y al gran trabajo de Lucila Pascua bajo los aros, para zanjar cualquier intento de reacción del Dynamo. Al final del primer cuarto (12-20), el conjunto de Víctor Lapeña ya había reflejado en el marcador su superioridad. La remontada de las rusas se quedaba en una amago de la nada.

Supo el Mann Filter manejar los tiempos con criterio. Su acceso a los cuartos de final nunca peligró. Y Víctor Lapeña, consciente de que las rusas habían arrojado definitivamente la toalla, comenzó a pensar en el partido de Liga que enfrenta mañana mismo al Mann Filter con La Seu d’Urgell. El técnico optó entonces por conceder descanso a sus jugadoras más relevantes, pero las rotaciones no afectaron al equipo. Únicamente en los compases finales redujo el Mann Filter sus prestaciones. Había que guardar fuerzas para el próximo partido. El trabajo ya estaba hecho. Un trabajo histórico.

Etiquetas