Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

VOLEIBOL

El valor de un punto

El CAI Teruel rozó la hazaña en su estreno de 'Champions' ante el Cuneo. Sumó un punto y una inyección de moral para abordar otras dos citas de altura: mañana, el CMA Soria; el martes, el Noliko Maseeik.

Los jugadores del CAI Teruel agradecen al público la entrega en el partido de 'Champions' jugado en miércoles en Los Planos.
El valor de un punto
ANTONIO GARCíA

A pesar de la derrota, un punto. De oro, "un premio", reconocía Óscar Novillo. El CAI Teruel acarició una victoria en el 'teatro de sus sueños', el pabellón Los Planos que ya empieza a ser temido por sus rivales. "No va a ser fácil para otros equipos puntuar en Teruel", advertía su colega del Cuneo, Alberto Giuliani. El conjunto italiano tuvo que explotar todo su repertorio en la pista para arrancar en la noche del miércoles una sufrida victoria (2-3) ante un CAI que a punto estuvo de dar la campanada. Como contra el Belchatow el año pasado, también en la primera jornada de la 'Champions League'. Da rabia, porque el CAI estuvo tan cerca... "Cuando analicemos en frío el partido, estaremos muy contentos y orgullosos de ver que hemos hecho un gran trabajo", aplaudía Novillo. Y con el reposo adquiere verdadera dimensión el punto que el CAI sumó pese a perder un partido épico donde la veteranía es una virtud, como lo demostró el bloque piamontés. Novillo aplicaba el símil taurino para resumir el final: "El Cuneo es un equipo que ha toreado en este tipo de plazas un montón de veces, han jugado con temple, no se han dejado llevar por los nervios y no han cometido errores. Es lo que condiciona el resultado".

El nuevo sistema de puntuación que a partir de esta campaña se aplica en la competición continental (3 puntos si se gana 3-0 o 3-1; 2, con victoria 3-2 y 1 con derrota 2-3), recompensa el esfuerzo y el sacrificio de los equipos. Los partidos ganan en intensidad. De doce encuentros en la primera jornada del torneo, la mitad se resolvieron en el temido 'tie-break'. El CAI llegó al límite e hizo un esfuerzo titánico, como su adversario, que sacó petróleo de cualquier balón de llegaba a su zona. El opuesto Nikolov y el capitán Wijsman tiraron de galones para arrastrar a un Cuneo que se agigantó en una faceta que bordó: el bloqueo. Provocador cuanto la situación lo requiere, especialmente el colocador Gbric, que demostró por qué fue elegido en el último Mundial de Italia el mejor en su papel, el bloque que gestiona Giuliani no se asustó ante el ambiente asfixiante del recinto turolense, como en las grandes citas.

El CAI hizo lo más difícil: sobreponerse a un set en contra y voltear un marcador que se tiñó de naranja. "Funcionó muy bien la segunda línea, y defendimos mejor que en ningún otro partido de liga. Con actitud y trabajo de equipo hemos compensado aspectos de juego en el que ellos, por su potencial físico y por talento, parecían por encima de nosotros", explicaba Novillo. Al técnico le preocupaba antes del duelo qué imagen podría dar su plantilla; y las sensaciones son más que positivas. Aunque al entrenador también le inquietaba cómo va a afectar el terrible esfuerzo que sus jugadores hicieron en las dos próximas citas: "Hay que reconducir anímicamente el grupo para que la intensidad con la que compitamos en los dos siguientes partidos se parezca a la que hemos tenido contra el Cuneo". Mañana, el CAI retoma la Superliga ante el CMA Soria en Los Pajaritos, donde defiende su condición de líder y único invicto del torneo. El lunes, el conjunto naranja viaja a la ciudad belga de Maaseik y allí le espera el Noliko, el verdadero rival de esta primera fase de la 'Champions' con el que se jugará la segunda plaza que le abra las puertas a su continuidad en el torneo. Ayer, el conjunto que gestiona Vital Heynen se impuso por 1-3 al Kragujevac, otro viejo conocido del CAI y considerado la 'cenicienta' del grupo.

Etiquetas