Despliega el menú
Deportes

GIMNASIA RÍTMICA

El tapiz más brillante en el Siglo XXI

Zaragoza cierra el Nacional Individual, Clubes y Autonomías y Aragón presume de cuatro medallas.

Una gimnasta ejecuta el programa de aro en una de las jornadas de los Nacionales disputados en el Siglo XXI.
El tapiz más brillante en el Siglo XXI
PATRICIA ALGáS /A PHOTO AGENCY

La empresa resultaba compleja de abordar, pero la Federación Aragonesa de Gimnasia puede presumir de haber echado el telón a una de las competiciones que por números (más de 800 gimnastas, 250 técnicos, 50 jueces, 100 voluntarios y 4.000 espectadores) ha sido la más exigente que se ha encontrado llevar adelante. Y de haber puesto el broche a una cita con la alegría de celebrar la consecución de medallas. El Campeonato de España Individual y el Nacional de Clubes y Autonomías, dos torneos en uno (en las categorías alevín, infantil y júnior, sénior, primera y honor), han llenado de música y de color el ya de por sí colorista Siglo XXI. El tapiz de la pista central ha brillado para aplaudir a unas gimnastas que lo han dado ante un público entregado.

"El balance ha sido muy positivo. En un momento tan delicado económicamente por la crisis, que obliga a reducir costes y a priorizar los recursos, hay que innovar. Y la Federación Española lanzó esta cita, una apuesta de futuro", resumía ayer el presidente de la Federación Aragonesa, Ignacio Marrón.La Territorial ha cerrado los Nacionales, que arrancaron el pasado lunes, con un doble premio: el primero, y más apreciado, conquistado por una gimnasta emergente, Estrella Gascón, que puso el broche a su ejercicio de pelota en la categoría alevín, con el trofeo más apreciado por los deportistas, la medalla de oro. La especialista del Club Escuela Gimnasia Rítmica Zaragoza, que celebra esta temporada su 30 aniversario de nacimiento, también subiría al podio en el concurso de manos libres para colgarse la medalla de bronce, el mismo color que luciría en la clasificación general. Además, el CEGRZ no pudo festejar de mejor manera su cumpleaños esta temporada que con otro metal, de bronce, en la tabla por clubes. La olímpica Carolina Rodríguez fue la estrella en Zaragoza, al revalidar el título tras el cómputo global de los cuatro aparatos (cuerda, aro, pelota y cinta), y el oro en cada uno de uno de ellos.

Pero, además de los éxitos deportivos, Aragón recibe piropos porque, con las mínimas ayudas, ha logrado mantener vivas siete trepidantes jornadas de rítmica (desde las nueve de la mañana a las nueve de la noche). Su capacidad organizativa no tiene límites, como la impagable ayuda de los anónimos voluntarios (padres, madres, gimnastas, entrenadoras, responsables de clubes de la ciudad...) que ayer por la tarde se afanaban por dejar el Siglo XXI inmaculado. Un trabajo que se valora y reconoce por las altas instancias deportivas del país, como el Comité Olímpico Español. Su presidente, Alejandro Blanco, que presenció el sábado la competición, alabó el trabajo del organismo federativo y elogió el "gran nivel organizativo" de una cita experimental que se ha resuelto de forma "muy satisfactoria", completa Marrón.

Etiquetas