Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Ocho horas de espera para volar hacia España

El avión que debía llevar al equipo desde el aeropuerto de Manchester hasta Barcelona a las 8 de la mañana (hora británica, una hora más en España) se ha retrasado alrededor de ocho horas. Finalmente la plantilla ha podido despegar sobre las 16.30 de la tarde y ha llegado pasadas las 18.30 a la ciudad condal

Manchester, en el centro de Reino Unido
El Real Zaragoza, atrapado en Manchester
GOOGLE

La expedición del Real Zaragoza ha vivido una mala pesadilla en el viaje de regreso de Inglaterra, donde anoche jugó un partido amistoso que ganó 1-3 al Wigan. El avión que debía llevar al equipo desde el aeropuerto de Manchester hasta Barcelona a las 8 de la mañana (hora británica, una hora más en España) ha aterrizado con ocho horas de retraso en El Prat.

La compañía aérea británica Monarch -de bajo coste-, empresa que fleta la nave, comenzó advirtiendo de un leve retraso en la salida a la hora de facturar los equipajes, minutos antes de las 7 de la mañana. Pero con el paso de las horas, las noticias se fueron transformando y a las 11 de la mañana, Monarch comunicó a los pasajeros del vuelo de Barcelona que, como poco, no se preveía el despegue de las 3 de la tarde (las 4 en España). A las 16.15 de la tarde, los pasajeros ya habían embarcado y la compañía anunciaba el inminente despegue. Finalmente, el largo viaje ha terminado pasadas las 18.30 de la tarde.

Si todo hubiese ido bien, el avión habría aterrizado en Barcelona a las 11.30 y, tras coger el AVE de las 13.00, la expedición aragonesa habría llegado a comer a sus respectivos domicilios alrededor de las 15.00 y habría disfrutado de tarde libre antes de volver a entrenarse mañana viernes en doble sesión. Finalmente, nada será así, y la llegada será a última hora de la tarde.

Los futbolistas, técnicos, dirigentes, periodistas y resto del personal que compone el grupo llevan de pie desde las 5 de la madrugada después de dormir escasamente 5 horas. El equipo partió del Hotel Wrightinton de Wigan a las 5.30 en autobús rumbo al aeropuerto de Manchester, situado a 50 minutos. Tras facturar el equipaje a las 7 de la mañana, los futbolistas y el resto de los miembros de la expedición trataron de descansar en las salas de espera intentando pasar las horas de la mejor manera posible.

El Real Zaragoza, ante la falta de seguridad para enlazar con el AVE de Barcelona a Zaragoza, anuló los billetes del tren, por lo que están regresando a la capital aragonesa por autopista con el autocar oficial del club. Las dudas, la desazón y el enfado se apoderaron del grupo tras las horas de espera.

El quinto amistoso de pretemporada, que deportivamente discurrió por caminos positivos, se ha transformado en un mal sueño para el Real Zaragoza, que ha acumulado cerca de ocho horas de enojada espera en el aeropuerto inglés de Manchester.

Etiquetas