Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

El morbo está servido

Pablo Aguilar se enfrenta este sábado al Madrid en plena negociación entre clubes para su futuro traspaso.

Pablo Aguilar ya se enfrentó al Real Madrid esta temporada en la Caja Mágica
El morbo está servido
ACB MEDIA

Es jugador del CAI, tiene contrato con el Real Madrid y actualmente ambos clubes negocian para traspasarlo de la entidad blanca a la rojilla. El morbo está servido en un duelo en el que Pablo Aguilar será, sin duda, el hombre a seguir. El granadino se medirá con los que pudieron ser sus compañeros esta temporada y lo hace ante el público que confía en seguir viéndole en las próximas campañas. Vaya lío. Sin embargo, el jugador lo tiene claro y apela a su profesionalidad. Quiere ganar con su CAI y luego ya se verá qué pasa, aunque asume el morbo de la cita.

Se trata del enésimo duelo especial para Aguilar. Ya ha jugado contra el equipo de su tierra, el CB Granada; se ha enfrentado al conjunto que lo quiso este verano, el Caja Laboral; y ya visitó la Caja Mágica hace unos meses. Pero esta vez se da la circunstancia que se mide con el Real Madrid justo cuando el club madrileño y el CAI negocian su posible traspaso a final de esta campaña.

Por todo ello, el ala-pívot confesaba ayer que es un encuentro especial «más que nada porque es el club con el que tengo contrato, que me cedió aquí un año, y eso siempre te lo tomas de manera especial el enfrentarte a los que pudieron ser tus compañeros esta temporada y al final no ha sido así. Nos lo tomaremos como un partido especial, pero no por ello voy a jugar de una manera diferente o de una forma especial porque sea el Madrid o el club al que pertenezco».

El granadino quiere seguir con su trabajo y no dejarse influenciar por el entorno. De hecho, él mismo asume que el partido «puede ser que tenga morbo por el hecho de que se hable de mi futuro y el morbo de saber que los presidentes o los directores deportivos de ambos equipos pueden estar en el palco y a lo mejor hablan de ello. Pero mi actuación va a ser salir a dejarme la piel por defender la camiseta del CAI, por ganar el partido y a partir de ahí en un futuro que hablen lo que tengan que hablar».

A pesar de su juventud, Aguilar ya está curtido en mil batallas de este tipo y no se verá afectado por todo esto: «Somos profesionales y eso (su futuro) se puede estar hablando durante todo el año, y ahora ha salido pero no sé si hay novedades. Esto es el deporte, un año puedes estar en un sitio y otro año en otro y se pueden hablar muchas cosas. Nosotros tenemos que estar al margen de todo hasta que llegue el momento de decidir o de firmar. Tanto yo como los demás jugadores tenemos que ser profesionales y tener la cabeza donde la debemos tener, en el próximo partido».

Un duelo muy bonito

Además de todos estos alicientes extra que tiene el compromiso, Pablo Aguilar considera que «va a ser un encuentro muy bonito, muy espectacular de ver, aunque ellos también tengan bajas como la de Llull». E insistió en que el equipo «es consciente de que es el último partido contra un 'grande' aquí en casa y va a salir a ganar, a disfrutar y a que la afición disfrute de un partido tan bonito como este, y esperemos que disfruten también con la victoria.

En cuanto a su emparejamiento personal, con hombres de la talla de Felipe Reyes o Nikola Mirotic, el rojillo analizó que «Felipe quizá sea más físico, más interior, y Mirotic se parezca más a mi forma de jugar, más abierto, más tirador y más atlético. Son 'cuatros' completos, con sus características, y tanto ellos como todo el equipo en general tienen muchas cualidades. Tendremos que dar un paso adelante porque tienen muchas cosas que habrá que defender», concluyó.

Etiquetas