Deportes
Suscríbete por 1€

TERCERA DIVISIÓN

El Monzón, en el bombo

El triunfo del equipo montisonense ante el Jacetano en la última jornada le permite disputar otra fase de ascenso a Segunda B.

El Monzón lograba con la victoria de ayer una gran hazaña al meterse por segundo año consecutivo en los play-off de ascenso a Segunda B. Los montisonenses dependían de sí mismos para estar hoy en el bombo de la Federeción Española, pero aunque enfrente tenían a un equipo ya descendido desde hace varias jornadas, el Jacetano, hasta que no se disputaran los noventa minutos del encuentro no estaba nada decidido.

De hecho, aunque el Monzón intentó volcarse en la portería jaquesa, no consiguió sacar nada positivo. Todo lo contrario le ocurrió al Jacetano, que de un saque de esquina que botó a la perfección Aznar, llegó el primer gol visitante tras un cabezazo de Pablo Viscasillas. Con el 0-1 en el marcador del Isidro Calderón, las cosas se pusieron feas para las aspiraciones de play-off de los hombres de Mariani.

La segunda mitad comenzó muy similar a los primeros cuarenta y cinco minutos, con un Jacetano muy replegado atrás que lo iba a dar todo por despedirse de la Tercera División con una victoria a domicilio. Y muy cerca estuvo de ampliar distancias cuando Mairal tuvo en sus botas el segundo gol, que no subió al marcador gracias a la espléndida estirada de Callizo, que por dos veces evitó el tanto visitante.

Remontada épica

Este posible segundo gol hizo reaccionar a los locales, que se volcaron en la portería defendida por Estallo. Y tanto fue el cántaro a la fuente que al final se rompió y así llegaron los goles montisonenses entre nervios y polémica. El empate lo hizo Adrián con un disparo cruzado con el que el sueño de jugar la fase de ascenso empezó a coger forma.

Tras el empate, la polémica, cuando el Jacetano quiso abandonar el terreno de juego ya que algunos aficionados saltaron al campo. Al final ganó la cordura y tras diez minutos de parón se reanudó el juego con una remontada épica del Monzón, que en tres minutos dio la vuelta al marcador y se aseguraba su presencia en el sorteo de la RFEF. Adrián, tras una jugada individual, hizo el pase de la muerte a Alejo, que sólo tuvo que empujar la pelota para que se introdujera hasta el fondo de las mallas. Poco después, un magnífico disparo de Adrián subió el tercero al marcador y el colofón a la fiesta lo puso Alejo sentenciando un partido difícil de olvidar.

Euforia total en el Isidro Calderón y celebración merecida a la espera de que a la segunda vaya la vencida y se consiga el ascenso a la división de bronce.

Etiquetas