Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

SD HUESCA

El Huesca tiene gol

Los azulgrana logran ante el Sabiñánigo el segundo triunfo de la pretemporada (0-4).

La Sociedad Deportiva Huesca sigue exhibiendo su pegada esta pretemporada. El miércoles le endosó diez goles al Grañén y ayer cuatro al Sabiñánigo, un conjunto mucho más fuerte que los monegrinos. Más allá de que se tratase de dos rivales de menor rango, pervive la certeza de que el conjunto azulgrana tiene dinamita arriba con la pareja formada por Rubén Castro y Roberto. Entre los dos suman ya nueve tantos, con seis del canario, y suponen un peligro constante para las defensas. Ayer, como en el primer amistoso, disputaron 45 minutos y volvieron a armarla.

El técnico Antonio Calderón ha realizado un hallazgo con el cambio de sistema, un 4-4-2 del que aún deben pulirse algunas aristas. Algo normal a estas alturas de la preparación. Este cambio táctico gira ahora sobre los dos puntas, en vías de alcanzar una compenetración que será muy útil en Segunda. En cambio, todavía ha de mejorar el rendimiento del doble pivote y, en general, el entrenador quiere seguir trabajando el equilibrio del equipo, expuesto a que el contrincante se haga con el centro del campo. El Huesca marcó todos los goles en la segunda mitad, con un once con mucha más pinta de titular que el del primer periodo. Abrió la cuenta goleadora Ramón y el resto se los repartieron Rubén (2) y Roberto en apenas 9 minutos.

La primera parte ofreció un fútbol mucho más tibio. Saltó al terreno de juego un equipo azulgrana con novedades obligadas por las lesiones (Eduardo, Larrosa, Dorado y Rigo) y las carencias que aún han de ser cubiertas. Edu Roldán ocupó el lateral derecho y Camacho, de nuevo y durante los 90 minutos del encuentro, el izquierdo. Vara debutó como interior derecho y no tuvo un día feliz, fruto de su lógica falta de adaptación y de forma. Sorribas y Pérez Rubio formaron el doble pivote y la punta fue para el canterano Tabueña y Ramón, el mejor del primer periodo.

Un jugador que aporta soluciones

Ramón está siendo la revelación de la pretemporada. Una apuesta personal de Calderón, llegado de Tercera y que ofrece algo diferente. Tiene regate, verticalidad y arrojo además de gol, ya que suyo sería el primer tanto recién iniciada la segunda parte. Ayer actuó primero como media punta y luego en la izquierda; quizá sea una solución para el agujero de esa banda. Mientras, el Sabiñánigo aguantó bien en este tramo y llegó arriba con cierto peligro, pero sin remate. Un disparo al larguero de Pérez Rubio y la sobriedad de Borrego atrás fueron otras de las notas destacadas.

El Huesca realizó siete cambios tras el descanso y monopolizó la pelota. Mientras, los serrableses realizaron las sustituciones de forma paulatina, lo que tal vez perjudicó la continuidad de su fútbol. Al golazo de Ramón, que aprovechó que Aarón estaba algo adelantado para picarle el balón, siguieron ocasiones para los dos equipos, con un gran disparo de Roberto que recordó a su gol en Écija o una jugada personal del rojiblanco Perul que terminó en nada. Entre los minutos 70 y 79 llegaría el recital de la doble "R".

Primero, Castro se encontró con la pelota tras un lanzamiento de córner que no despejó nadie; después, el canario aprovechó un error de la zaga y realizó varios regates dentro del área con maestría. Después, Roberto cedió una pelota a Lalo y remató de cabeza el centro de este. Aún habría un gol fantasma de Roberto para cerrar el segundo amistoso con un buen sabor de boca a pesar de las mejoras que todavía han de llegar. Ajustes como la sincronización del doble pivote.

Etiquetas