Despliega el menú
Deportes

SD HUESCA

El Huesca se rearma

Sastre y Vara pueden estar a punto para el sábado. Camacho y Rubén Castro ya han cumplido su castigo

Después de muchas semanas en las que la noticia era que no había lesionados ni sancionados en el Huesca, la visita a San Sebastián se vio condicionada por más ausencias que en la suma de los tres meses anteriores. Las sanciones de Camacho y Rubén, las lesiones de Sastre y Corona y la marcha de Vara a Madrid por el fallecimiento de su hermano mermaron el potencial del equipo de Antonio Calderón. Esta situación cambia radicalmente en la semana entrante.

Sastre, que ya entrenó casi al cien por cien durante la semana pasada, no tiene por qué tener ningún problema para llegar al encuentro contra la U. D. Las Palmas (sábado, 18.30, ATV). Su elongación en el músculo recto anterior de la pierna derecha parece haber remitido por completo. La baja del balear durante los últimos cinco partidos ha coincidido con las tres derrotas fuera de casa. Sastre es un hombre importante para dar salida al juego, para que la creación conlleve además profundidad. En su ausencia, Camacho se ha destacado como un recambio válido, pero en Anoeta no pudo jugar al cumplir la sanción por haber completado el primer ciclo de amarillas.

Vara, Camacho y Rubén Castro

Después de perderse dos partidos tras la muerte de su hermano, Julián Vara tiene previsto reincorporarse hoy al trabajo con sus compañeros. Vara será hoy la imagen del día, aunque el origen de su protagonismo sea una historia tan funesta como la del asesinato de un familiar en extrañas circunstancias. El madrileño ha sido titular fijo con Calderón a partir del primer mes de competición, aunque es posible que estos días haya sufrido un bajón de forma y que con el entrenamiento de esta semana no llegue a ponerse en condiciones de entrar en la convocatoria. El técnico deberá valorar los pros y las contras de esta situación. Sus ganas de volver a la disciplina del equipo han quedado de manifiesto en las conversaciones que Vara ha mantenido con algunos de sus compañeros en los últimos días.

Por su parte, Camacho y Rubén Castro ya están libres de sanción. El zaragozano ya está limpio de amarillas, mientras que el canario regresa tras el partido de castigo que se ganó por su absurda patada por detrás a un jugador levantino. Por el contrario, Sebastián Corona se ejercitó con normalidad durante la semana pasada, pero la fractura en su mano derecha necesitaba una escayola con la que no se puede jugar. Los médicos creen que durante un par de semanas no debe privarse de esa inmovilización, así que lo más probable es que, aunque entrene bien, tampoco juegue ante el conjunto canario.

Etiquetas