Despliega el menú
Deportes

SD HUESCA

El Huesca quiere vengarse de la eliminación copera

El equipo altoaragonés se enfrenta el próximo sábado al Rayo Vallecano, su reciente verdugo en la Copa del Rey

Siete días para terminar de ajustar cuentas pendientes. Eso sí, una 'vendetta' absolutamente deportiva. La primera se saldó el pasado sábado. El Córdoba se llevó tres goles y, en cierto modo, se devolvió la bofetada de junio de 2007 cuando los andaluces cortaron el paso de los azulgrana a la Segunda División. La próxima cita es también en sábado. A las 18.30. En Vallecas. En el Teresa Rivero. El Rayo Vallecano de Pepe Mel echó al Huesca de Antonio Calderón en la Copa. Y fue hace poco. El pasado mes de septiembre. Si aún estaba fresco en la memoria lo de los cordobeses, más aún está lo de los madrileños.

Devolver la segunda bofetada no será fácil. El Rayo tiene dos caras. Y la buena es precisamente la que ofrece en su casa. Hasta el momento solo ha dejado escapar un empate. El resto, victorias.

Los madrileños cabalgan en dirección a Primera y los oscenses mantienen su buen trote en pos de la permanencia. Ahora mismo les separan dos puntos en la tabla. Los de Vallecas son séptimos y novenos los oscenses. Están a tiro de piedra porque es lo que tiene una competición tan igualada. Encadenar un par de victorias te lleva arriba; dos derrotas te muestran el camino a las profundidades.

Ismael Mariani, segundo de Antonio Calderón en el banquillo oscense, ya advirtió el domingo del peligro de los vallecanos en su casa. Juego directo, campo pequeño y un once lo suficientemente competitivo para poner contra las cuerdas a cualquier rival.

Aganzo, en racha

"Tenemos que estar muy atentos a sus jugadas. Ellos tratan de robar el balón en la zona de creación y salir rápidos en dirección a sus dos delanteros", indica. Y allí, Mel tiene dónde escoger. Aganzo, Pachón o Piti llevan bastante peligro. El primero lleva 6 goles y el segundo dejó su sello en Huesca con dos tantos que sirvieron para eliminar a los azulgrana de la Copa.

Por lo que anunció Ismael Mariani, el sábado tendrá que estar especialmente hilvanada la defensa del Huesca. El central Sebastián Corona ya sabe lo que es jugar en Vallecas y coincide con Mariani en las dificultades del Teresa Rivero. "Sabemos que nosotros vamos a sufrir allí. Lo que tenemos que intentar es que ellos también sufran. Y luego, aprovechar nuestras oportunidades", explica el central.

El defensa del Huesca ha ganado mucha confianza. En el último partido le tocó sujetar a Yordi, máximo realizador en la anterior campaña cuando militó en el Xerez, y lo anuló. En esta ocasión, posiblemente le toque 'bailar' con Aganzo o Pachón. "Es cierto que Aganzo está haciendo goles y que Pachón cuando sale también. Pero no solo son ellos. El Rayo tiene futbolistas con capacidad para sorprenderte en cualquier momento", afirma el central del conjunto altoaragonés.

Etiquetas