Deportes
Suscríbete

SEGUNDA DIVISIÓN

El Huesca quiere arrancar

El equipo de Royo busca el triunfo en Guadalajara (18.00 Aragón TV) tras el espaldarazo copero.

Un momento de la sesión de ayer en el IES Pirámide.
El Huesca quiere arrancar
FERNANDO PAúLES

La terapia copera sirvió para olvidar el horror de la tarde del Alcorcón, pero sobre todo marca una pauta inicial con la que la Sociedad Deportiva Huesca debe comenzar a sumar puntos en la liga. El triunfo sobre el Xerez elevó el pulso de un conjunto alicaído por las dos primeras derrotas que quiere corregir su trayectoria en Guadalajara (18.00, Aragón TV). Escuecen los ojos al comprobar que el casillero de puntos sigue a cero, señal de que Ángel Royo todavía no ha encontrado un equipo ni un estilo que sí se empezaron a vislumbrar en el torneo del KO.

El gol de Roberto sirvió para refrescar las cabezas y, por el camino, se reivindicaron algunos de los futbolistas que no han partido como titulares, caso del mismo Torreta o de Manu Molina.

El cuerpo técnico no tocará la defensa: Ekhi permanecerá como lateral derecho mientras Rafel cumple su segundo y último partido de castigo, Corona y Josetxo serán los centrales y Clavero, de nuevo, el lateral zurdo. Bernardo continuará como portero en la liga.

En el medio campo, Helguera y Lluís Sastre podrían conformar un doble pivote ante la evidencia de que a un solo jugador se le hace inabarcable el espacio por delante de la defensa si no cuenta con compañeros que le apoyen. En la segunda mitad ante el Xerez, Royo optó por ubicar a Molina junto a Lluís y la escuadra oscense lo agradeció. Hoy, el andaluz se ubicaría por la banda derecha y provocaría la salida del once de Javi Martínez. Con un talento por explotar y tres titularidades, parece un hasta luego dentro de un papel que se antoja relevante esta temporada. Gilvan seguiría en la izquierda y Camacho ejercería labores de apoyo a Tariq en la punta, como mejor ha respondido siempre el zaragozano.

Siete novedades con respecto a la Copa, pero solo una con el Alcorcón. Un Huesca con actitud y posesión de la pelota, mandón, debería ser mejor que un Guadalajara que se estrena en la categoría. Los azulgrana han de empezar a ser ellos mismos y aguardar que, efectivamente, la Copa haya supuesto un punto de inflexión.

Etiquetas