Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

SEGUNDA

El Huesca mide su racha ante el Nástic de Roberto

Los oscenses, que no conocen la derrota, se reencuentran con su ex delantero, que suma dos goles en tres partidos (16.00)

El ahora delantero del Nástic Roberto García firma autógrafos a su llegada a Huesca.
El Huesca mide su racha ante el Nástic de Roberto
javier blasco

El primer mes de Liga para el Huesca finalizaría con un sobresaliente alto si se lograra vencer esta tarde al Nástic de Tarragona (16.00). La empresa, como todas para el modesto equipo oscense en esta categoría, es más complicada de lo que se presume. La mayoría de los rivales le superan en presupuesto y trayectoria de sus futbolistas. Pero en coraje, corazón y sentido solidario el Huesca está capacitado para luchar contra cualquiera. Son armas que sirven para tapar carencias e igualar fuerzas. Virtudes que complementan un modelo de juego definido, el gran patrimonio del conjunto de Calderón.

 

Nunca hay tanta excusa para hablar de un jugador del equipo contrario como hoy. El retorno de Roberto García marca el encuentro. En Huesca ha dejado una profunda huella. Como futbolista, como goleador y como persona. Es un emblema entre los emblemas del ascenso. Lo normal es que César Ferrando lo utilice desde el principio, como ha hecho en las tres jornadas anteriores en las que ha aportado dos goles. Uno de ellos, contra la Real Sociedad, del mismo grado de antología que el que marcó en Écija, de vaselina y con la izquierda.

 

En las entrevistas concedidas esta semana, 'Torreta' ya ha dejado claro que, si hace gol, no lo celebrará por respeto a una afición y un club que le han dado tanto, que le han ayudado a internarse en la elite del balompié. Calderón no tuvo dudas al señalar el peligro que representa en la punta de lanza del Nástic, que dispone de otros muchos jugadores con capacidad de comprometer a la defensa azulgrana. José Mari, Morán, Rubén Navarro, N'Gal... la pólvora del cuadro catalán es de todos los colores.

 

El Huesca no podrá contar con el sancionado Luis Helguera, que tiene un encuentro de castigo pendiente de cumplir tras el incidente que protagonizó con Álvaro Mejía el domingo pasado en La Nueva Condomina de Murcia.

 

Helguera es el hombre escoba del conjunto azulgrana, el que da equilibrio, el que corrige posicionamientos, el que lee con maestría las líneas de pase. Su ausencia, siendo sinceros, cuesta cubrirla.

Calderón tiene varias alternativas para cuadrar un once competitivo, gracias a que este año la plantilla está más compensada, después de limar sus medianías. Camacho (si Juanma entra en el lateral izquierdo), Sorribas, Mikel Rico o el propio Borrego son futbolistas con condiciones para suplir a Helguera. Ayer el técnico trabajó a puerta cerrada precisamente para no airear sus intenciones.

Etiquetas