Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

VOLEIBOL

El futuro está en Teruel

El CAI Teruel sufrió una dolorosa derrota en Estambul ante el Galatasaray, fruto de sus propios errores. La eliminatoria, abierta, se resolverá en Los Planos el próximo miércoles.

Al CAI Teruel le faltó convicción, creerse que podía ganar. Una fe que alimentó el Galatasaray para derrotar a un CAI que tendrá que resolver en casa, en el fortín de Los Planos, con la incansable ayuda de la marea naranja, tres mil gargantas que volverán a llenar el próximo miércoles (20.00) un pabellón para que su EuroCAI certifique el pase a cuartos de final de la Copa Challenge y siga engrandeciendo su nombre. La eliminatoria queda abierta, aunque lo de ayer fue una lástima. Ahora, el conjunto de Óscar Novillo tiene dos opciones: solventar por la vía rápida (3-0) o permitirse ceder un set (3-1); en este caso, se llegaría a jugar el decisivo 'set de oro', una suerte que ya conoce porque así cayó el Berlín.

Ni el himno del Galatasaray a plena potencia, ni las machaconas canciones discotequeras, ni los incansables hinchas del UltrAlsan Uni, (¡95 minutos sin parar de cantar!) calentaban, de inicio, la cancha del Ümit Hizal que presentó un aspecto desangelado. Aunque en el arte de engañar al ojo humano, el club turco no tiene desperdicio, porque empapela los laterales con inmensas fotografía de aficionados que, desde lejos, parecen reales. Y así, los 200 espectadores se convierten 600. Los ficticios forofos no intimidaron a un CAI Teruel que salió lanzado, brillante, dirigido con maestría por Guille Hernán, que se hinchó de poner balones en todas las direcciones para que Vega, Ualas, Anderson y Pepi culminaran a placer. El Galatasaray no sabía qué hacer, los balones le venía de todos lados. Así que la ventaja fue incrementándose (4-8, 10-16, 12-20). Incluso el CAI se permitió cometer siete errores de saque. Todo le salía. El primer set en el bolsillo. Parecía demasiado fácil.

Novillo ya había anunciado que el Galatasaray tenía tres piezas muy valiosas: el receptor Kike de la Fuente, el colocador Krniç y el opuesto turco Ali Çayir. El volumen de juego recaía en ellos. En el primer set no llegaron a sudar la camiseta; ni ellos ni el resto del sexteto en la pista. Pero, ay, cómo cambió la película El CAI desapareció, perdió la concentración. Ni bloqueos ofensivos que maravillaron de inicio, ni recepción segura, ni defensa acertada, ni saque demoledor. La fuerza y el ímpetu estaba en la mano de un jugador, Ali Alp Çayir, un guapetón de 27 años, ídolo de las masas, que torpedeó la débil muralla que trataba de levantar el CAI. De embellecer su juego se encargaron las otras dos figuras, y completan el trabajo los centrales Akseker y Pezük y el atacante Dogan. Querer y no poder. Así, el bloque pasó por encima del CAI, le devolvió el mismo tanteo (25-15) y en el mismo tiempo, 20 minutos. Y los UltrAslan, enloquecidos.

El Galatasaray cogió alas, pero el CAI volvió a entonarse, lanzado por Ualas, para tomar el mando de un tercer set que tuvo en su mano hasta el 10-14. Los turcos jugaban al límite de sus posibilidades. Siete puntos consecutivos terminaron por tirar todo el esfuerzo. El saque rival hizo mucho daño, su recepción brillaba y Çayir terminaba de rematar la faena. El CAI apretó en la siguiente manga, muy igualada hasta el final (22-22). Entonces surgió la cara amiga del Galatasaray, el internacional español Kike de la Fuente, para poner fin a un partido que vivirá en Los Planos una segunda parte, muy emocionante.

Ficha del partido

 

Galatasaray 3 

CAI Teruel 1

Galatasaray Pezük, Turgay Dogan, Krniç, Akseker, Kike De la Fuente, Ali Çayir y Guray Sahin (líbero). También jugaron Dengin.

CAI Teruel Guille Hernán, Fran Rodríguez, Pepi Atanasov, Torres, Ualas Martins, Anderson y Llenas (líbero). También jugaron Vega, Ariño, Morata.

Parciales: 15-25 (20 min.), 25-15 (20 min.), 25-22 (28 min.) y 25-23. (27 min.).

Árbitros: Omero Satanassí (Italia) y Helmut Tschrichnig (Alemania).

Incidencias: cerca de 250 espectadores en el Ümit Hizal.

Etiquetas