Despliega el menú
Deportes

DKV

El DKV se planta

Si se aplica la anunciada multa, varios jugadores se negarán a jugar la Copa Aragón.

La plantilla del DKV Seguros no se quedará con los brazos cruzados si el club ejecuta la multa económica con la que han sido sancionados por bajo rendimiento. La mayoría de los futbolistas se ha asesorado legalmente sobre el marco legal en el que se ha planteado la sanción. Varios de ellos han confirmado en las últimas horas a HERALDO que dejarán de jugar desde el mismo instante en el que el club deje de pagar o pague menos de lo firmado en los contratos. El plante afectaría a la participación del Sala 10 en la I Copa Gobierno de Aragón, competición de nuevo cuño que será presentada hoy a las 12.00 en el Centro Aragonés del Deporte y en la que participarán los mejores equipos aragoneses de fútbol sala.

La iniciativa de multar a la plantilla y cuerpo técnico si el club consumaba el descenso a la División de Plata -pérdida de categoría confirmada el pasado sábado-, fue planteada de forma oficial por la directiva el pasado 7 de abril. El comunicado de la junta fue leído por el director deportivo del club, Santi Herrero. Una semana después, el directivo José Luis Montañés la volvió a leer ante toda la plantilla. A esta segunda lectura asistió la totalidad de la directiva, es decir, Montañés más José Ramón Moreno, Julián Herrero y Juan Fernández. En esta segunda reunión, los jugadores ya mostraron su disconformidad con la iniciativa.

Hasta el momento, el club Sala 10 había mostrado siempre una total solvencia en el pago a los jugadores. Meses atrás, la junta directiva que tomó las riendas del club tras dimitir Francisco Artal, Jon Tamayo y José Antonio Briz emitió un comunicado a los medios de información en el que aseguraba el pago de todos los contratos de los jugadores. Esta publicitada solvencia económica contrastaba con las deudas que el club había acumulado. Por ejemplo, con Justo Cáceres, ahora jugador del FC Barcelona. Cáceres abandonó el club aragonés con una cantidad pendiente de 2.000 euros, deuda que el Sala 10 viene satisfaciendo en pagos fraccionados.

En las medidas que los jugadores van a adoptar en caso de que se aplique la multa comunicada, se intentará lesionar lo menos posible la imagen de la entidad y de los patrocinadores que la sostienen económicamente, en su mayoría ajenos a la sanción planteada. De los cuatro directivos que forman la junta, solo Montañés tiene vinculación directa con un patrocinador al ser director de DKV Seguros en Aragón. Cabe subrayar que un elevado porcentaje de los espónsores actuales abandonará el club una vez consumado el descenso.

Etiquetas