Deportes

REAL ZARAGOZA

El convenio con los acreedores sale adelante

El Real Zaragoza consigue el mínimo de adhesiones necesarias para llevar a cabo la propuesta anticipada de convenio, evitando el 50% de la deuda y prolongando el pago en un plazo de 8 años. Lo hace sobre la bocina, ya que el plazo para presentar la documentación pertinente finalizaba hoy a las 15.00.

Casi todo por hacer
MAITE SANTONJA

Nuevo episodio en la turbulenta etapa de Agapito Iglesias al frente de la entidad zaragocista. Tras alcanzar una deuda récord en la historia del club y entrar voluntariamente en el concurso de acreedores más abultado en el fútbol español, el Real Zaragoza ha conseguido sacar adelante el convenio que le permitirá respirar económicamente y mirar con relativo optimismo hacia un futuro marcado por una más que delicada situación deportiva –el conjunto es colista de Primera División-.

Se trata de un importante movimiento para la supervivencia del club, paso logrado sobre la bocina, ya que el plazo para presentar la documentación pertinente expiraba hoy, jueves 15 de diciembre, a las 15.00, hora máxima en que el club debía entregar los papeles en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de la capital aragonesa.

De este modo, el club ha conseguido a tiempo los apoyos necesarios -más de la mitad del pasivo ordinario-. Garantía que logró superar anoche, en gran medida gracias al apoyo de la Liga de Fútbol Profesional.

Como informa HERALDO DE ARAGÓN en la edición impresa de hoy, una vez los abogados del club han concluido los pasos burocráticos adecuados, la magistrada encargada de conducir el proceso concursal debe confirmar que todo está en regla y emitir una sentencia a la que han de adherirse todos los acreedores del Real Zaragoza.

Paracaídas en caso de descenso

La ayuda de la LFP, asimismo, va más allá del empujón que ha dado al alcance del convenio. Además, su intervención ha resultado definitiva para la inclusión de un colchón de 10 millones de euros en caso de que el Real Zaragoza descienda a Segunda División durante los ocho años que dure la cancelación de las deudas.

Del mismo modo, todos los acreedores adheridos han aceptado la suspensión del proceso de pagos en caso de que la entidad blanquiazul permanezca en Segunda dos años consecutivos o tres alternos. Esperemos que el Real Zaragoza no se vea abocado a este clausulado.

Etiquetas