Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PRIMERA DIVISIÓN

El clásico más igualado

El liderato estará en juego el próximo lunes. Barcelona y Madrid, convencidos del triunfo.

Ni el Barcelona ni el Real Madrid tienen miedo al clásico del próximo lunes, donde estará en juego el liderato de Primera División. Al contrario, los dos conjuntos acuden a la cita en su mejor estado anímico, tras completar actuaciones sobresalientes en sus últimos encuentros, y se muestran convencidos de la victoria.

"Ya tengo ganas del clásico. Estamos preparados para afrontarlo con garantías", advierte el técnico azulgrana, Pep Guardiola, consciente de que su equipo ha alcanzado recientemente su mejor versión de la temporada. Las contundentes victorias sobre el Almería (0-8), en Liga, y el Panathinaikos (0-3), en la 'Champions', evidencian la mejoría del conjunto catalán.

Pero la fortaleza del Barcelona no asusta al Real Madrid. Sobre todo porque el conjunto blanco, desde la llegada de Jose Mourinho al banquillo, parece haber encontrado el camino correcto. De momento, ha demostrado tener argumentos suficientes para cuestionarle el triunfo a cualquier rival. ¿También al Barça, en el Camp Nou? "Conmigo enfrente, ellos ya fracasaron", recuerda Mourinho. "Fue en el intento de ganar la Liga de Campeones en el Santiago Bernabéu. Pero eliminé al Barcelona con el Inter, y allí nunca me lo perdonarán", añade el entrenador del conjunto blanco, plenamente convencido del triunfo madridista.

En este sentido, Mourinho se reunió ayer con su plantilla, en una restaurante cercano al Bernabéu, para celebrar una comida de confraternización. Los futbolistas y el cuerpo técnico se conjuraron con el objetivo de "dar un golpe fuerte en la mesa" en uno de los grandes choques de la temporada. El equipo blanco debe afrontar el encuentro "con una actitud ganadora", según reconoce Sergio Ramos. "Siempre saltamos al campo con el objetivo de ganar, y sería un error no salir al Camp Nou con esa mentalidad", apunta el defensa.

El mismo discurso presenta Xabi Alonso, quien ofrece, además, las claves para conquistar el triunfo en el Camp Nou: "Si nosotros jugamos bien, si jugamos como equipo, si somos fuertes en ataque y fuertes en defensa, seguro que ganamos. Esa es la receta para poder superar al Barcelona", explica el centrocampista.

"Que gane el mejor. Y sé que el mejor será el Real Madrid", argumenta Cristiano Ronaldo, que realiza un análisis de ambos conjuntos: "Somos dos equipos muy diferentes y también muy parecidos. Estamos muy cerca uno de otro, aunque con un fútbol muy distinto. El Barça tiene más toque, mientras que nosotros jugamos con el objetivo de concretar lo más rápido posible. Somos más directos", advierte el futbolista portugués.

El aragonés Álvaro Arbeloa también tiene fe en el triunfo de su equipo. "Podemos hacerlo. Ganar al Barcelona significaría una satisfacción para todos los madridistas. Es nuestro gran rival en España", observa el defensa, quien sin embargo habla también de las dificultades del reto: "Ellos son muy competitivos, con muchos campeones del mundo en su plantilla y con internacionales decisivos en sus selecciones. Son el equipo a batir".

Momento idóneo

Mientras, el Barcelona aguarda el partido con una gran seguridad en sus propias posibilidades. Ha ido elevando su rendimiento con el discurrir de las jornadas y, a tenor de sus últimas goleadas, afronta el clásico en su mejor momento. Además, contará con la ventaja de jugar al abrigo de sus aficionados. "Somos los favoritos, porque jugamos en casa", señala Xavi Hernández, cuya actuación se antoja decisiva el próximo lunes, en el intento del Barcelona por atrapar el liderato. "Al Madrid le tenemos muchísimo respeto, pero nosotros únicamente pensamos en ganar el partido", añade el jugador español, que ya ha superado las molestias en los tendones que le obligaron a guardar reposo jornadas atrás.

"Queremos instalarnos cuanto antes en la primera posición. Lo conseguiremos si superamos al Madrid, por lo que todos tenemos una motivación extra para este encuentro. En el vestuario azulgrana nadie duda de la victoria", afirma el argentino Mascherano.

Dani Alves vuelve a apelar al respaldo de la grada del Camp Nou. "El triunfo será nuestro. Jugar ante nuestros aficionados es una ventaja enorme. Lo notaremos. Además, nosotros sabemos que si ofrecemos nuestro verdadero nivel, ganaremos seguro", anuncia el brasileño. Y el nivel del Barça actual ya es el de siempre. El lunes se sabrá si es suficiente para derrotar al nuevo Madrid. De momento, ningún equipo piensa en la derrota. El clásico se presenta más igualado que nunca.

Etiquetas