Despliega el menú
Deportes

CAI ARAGÓN

El CAI no puede distraerse

Los aragoneses deben aparcar, de momento, la EHF para vencer a un Teucro en alza.

La Liga Asobal y la Copa EHF son dos competiciones que se van alternando en el calendario del CAI Aragón, con la Copa del Rey en el horizonte. El conjunto aragonés no tiene más remedio que cambiar el chip ya que la competición doméstica no le ofrece tregua. En siete días, el CAI abordará tres partidos, dos de Liga en los últimos cuatro. El primero, ante el Naturhouse lo solventó el pasado sábado de forma favorable, aunque sudó para arrancar los dos puntos de la pista riojana. Hoy tampoco cabe la distracción. Esta noche recibe en el pabellón Príncipe Felipe a un Teucro (21.00, Teledeporte) con la autoestima reforzada tras ganar al Valladolid. Un resultado que permitió al CAI ampliar el colchón de separación con el equipo pucelano, sexto, hasta cinco puntos. Y hay que mantener este margen.

El equipo que prepara Kosovac tiene que apartar su mente de la Copa EHF y del Chambery francés. Es complejo: hay que remontar tres tantos en contra para meterse en semifinales. Pero juega a favor, en casa, con su fiel afición naranja que no fallará en tal decisiva cita. Hoy tampoco, seguro. A Kosovac no le suelen gustar los partidos como el de hoy, ante rivales que sufren en la zona baja de la clasificación. El técnico serbo-sueco pide concentración, a veces difícil de controlar en sus jugadores. No hay que confiarse, ni siquiera ante un Teucro que dio la campanada el pasado miércoles al vencer en casa al Valladolid. Dos puntos que le dan oxígeno. Y hoy, el conjunto gallego esperará sorprender a otro gallo de la Asobal, el CAI. Pero sumar en el feudo naranja no es sencillo y solo ha estado al alcance del Ademar León y Ciudad Real (victorias) y el Octavio Pilotes Posada (empate).

El CAI recuerda con especial cariño el partido de ida contra el Teucro. Aquel 21 de octubre de 2007 representó un día histórico ya que por primera vez, desde el nacimiento de la División de Honor en la temporada 1958-59, un equipo aragonés se situaba en zona de la antigua Copa de Europa, de la actual Liga de Campeones. Los resultados de terceros equipos elevaron la trascendencia del triunfo del CAI Aragón en la pista del entonces colista el Teucro.

Ahora, el equipo que dirige Víctor García "Pillo" ha escapado del infierno, ha escalado cuatro posiciones, y llega con una inyección de moral tras el éxito ante el conjunto pucelano. La clave de Pillo para romper al CAI: "Necesitamos imponer nuestro ritmo de juego para que ellos puedan acusar el desgaste físico acumulado. Si logramos que tengan que jugar en ataque posicional pueden pasarlo mal". El entrenador pierde al pivote vigués Daniel Benaches, aunque sus principales bazas son el portero Bozic y los lanzadores Backovic y Curuvija.

Etiquetas