Despliega el menú
Deportes

CAI BALONCESTO

El boceto toma forma

Tras cerrar dos fichajes, el CAI quiere otro base nacional y ubicar a los extracomunitarios

Un tiempo muerto en uno de los últimos partidos del CAI en la Liga LEB.
El boceto toma forma
JUAN CARLOS ARCOS

Los días pasan para el CAI Zaragoza y de la idea de plantilla con que arrancó la etapa liderada por Willy Villar y José Luis Abós se pasó a un boceto que va tomando forma y aspira a convertirse en un dibujo bien acabado y definido. Tras la marcha de Colom a Fuenlabrada y los fichajes de Pedro Rivero y Álex Urtasun se van despejando las líneas maestras sobre las que se sustentará la figura final. Los siguientes trazos en pintarse parece que serán otro base nacional y la ubicación de los extracomunitarios, algo que dependerá de si en la paleta de colores aparecen pívots comunitarios interesantes y que combinen con lo ya diseñado.

 

Las dudas con que comenzó la confección del grupo y la escasez de movimiento en el mercado han dado paso a unos días en los que ya se vislumbra cómo será el CAI Zaragoza 2009-10. Para empezar, los responsables técnicos se han centrado en completar el bloque de nacionales del equipo. Con Rivero y Urtasun, la continuidad de Arteaga, y las incógnitas de que siga Guerra o de que Lescano vaya a ser seleccionable, al club rojillo le resta muy poco para completar el cupo de seis 'españoles' exigido por la Federación.

 

Para cerrar ese capítulo tanto Villar como Abós desean que el director de juego que comparta puesto con Pedro Rivero sea también nacional. En ese camino están las negociaciones, aunque la escasez de jugadores de garantías en ese puesto podría hacer variar los planes. Nombres como el de Juanjo Bernabé o Riera están presentes, pero todavía no hay nada definitivo.

 

Con los cimientos definidos, la brillantez de la edificación llegará de manos de los jugadores extracomunitarios. Su ubicación no está totalmente clara. Lo que es seguro es que uno de ellos será un interior e incluso los dos podrían ser jugadores de 'pintura'.

 

Ahí es donde entra la variable de los comunitarios. Si el CAI encuentra en el mercado algún pívot comunitario que pueda marcar las diferencias en la LEB, entonces es posible que se opte por fichar un americano para el perímetro. En caso contrario, los dos extracomunitarios jugarán por dentro.

En cuanto a las quinielas, muchas miran a ex rojillos como Cuthbert Victor, que parece exigir demasiado, o el checo Ondrej Starosta. Tampoco está descartada la continuidad de DP. Estos dos últimos son los que acercarían a un americano tirador a orillas del Ebro.

 

El boceto va tomando forma, pero la obra definitiva aún tardará en exponerse. Las ideas parecen cada vez más claras, pero el mercado y la capacidad de negociar de los responsables rojillos serán los que dicten sentencia.

Etiquetas