Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

El Betis, a punto de ganar la puja por Oliveira

Lopera pagará 7 millones por el 50% de los derechos de Oliveira. El Zaragoza se queda la otra mitad

Ricardo Oliveira está a punto de lograr su deseo de dejar el Real Zaragoza en este mercado invernal de fichajes para marcharse al Real Betis. Y, simultáneamente, el club zaragocista verá cumplido su objetivo de obtener dinero líquido a través de una venta millonaria por su jugador franquicia de este año en Segunda.

Todavía no está cerrado el trato pero anoche quedó bien encarado tras un largo y tenso día de negociaciones en la sede de La Romareda. La oferta que dejó encima de la mesa el Olympique de Lyon anteayer martes, cercana a los 14 millones de euros -contando con diversos emolumentos en concepto de premios- hizo de espuela en la figura de Manuel Ruiz de Lopera. El presidente bético, a primera hora del día, contraatacó elevando el listón de su último ofrecimiento hasta un límite aceptable por el Zaragoza para rematar la operación. Como el Betis no tiene dinero para llegar a esas cifras, se encontró el punto medio en que, por 7 millones de euros (cantidad máxima que puede desembolsar Lopera), el cuadro verdiblanco adquiere el 50% del pase de Oliveira y, por lo tanto, el Zaragoza se queda con el otro 50% de los derechos federativos del brasileño. Así, en un ulterior traspaso del punta paulista -que deberá producirse, se sobreentiende-, el club aragonés tendría derecho a la mitad del negocio.

Durante toda la jornada, los dirigentes del club aragonés, con el director corporativo Javier Porquera como máxima autoridad, negociaron a varias bandas, in situ y vía telefónica, dando forma hora a hora a un nuevo capítulo de esta peculiar subasta en la que se ha convertido el súbito adiós de Oli al Real Zaragoza. Los galos del Lyon siguen firmes en su intención de que el paulista sea el sucesor de su compatriota Fred en la punta del ataque del Olympique, pero el Betis terminó por ganarle la mano cuando, cerca de la medianoche, los tratantes aplazaron la resolución final del caso hasta hoy y se marcharon a descansar.

El Betis avanzó tanto en su convencimiento a los rectores zaragocistas que llegó a ilusionarse con rubricar el contrato de Oliveira ayer mismo. Ello derivó en que, en Sevilla, se corriese incluso la noticia de que todo estaba ya cerrado y que el goleador brasileño sería presentado hoy por la mañana en el estadio de Heliópolis. Evidentemente, no será así.

En las diversas líneas estratégicas que está siguiendo la entidad zaragocista en este crucial momento, un intermediario llegó a ofrecer al Villarreal la opción de entrar en esta puja in extremis, sabedor de la posible salida de Nihat rumbo a Rusia. El Zaragoza vio, en caso de que la familia Roig hubiese aceptado el guante, la posibilidad de finiquitar dos frentes económicos abiertos con el club castellonense y que generan inestabilidad contable de cara al futuro inmediato: por un lado los plazos -dos- que restan de pagar a los levantinos en favor del Zaragoza por el traspaso de Cani y, en sentido inverso, la parte que aún tiene que pagar el club blanquillo al Villarreal por el fichaje de Ayala. Pero Roig no está para dispendios y advirtió de inmediato al Zaragoza que su política de apretar el cinturón en los próximos años no contempla ahora un fichaje del coste de Oliveira, que además no consideran prioritario.

Juande no interesa a Marcelino

El Betis ha intentado introducir otros futbolistas a modo de prenda en este trato. Por un lado la ficha en propiedad de Caffa (ahora cedido sin opción de compra) y, por otro, la inclusión del mediocentro Juande en la operación.

Pero el Zaragoza se niega a que se utilicen estos métodos de compra-venta ya que lo que desea es dinero líquido que poder manejar de inmediato. Juande, futbolista que estaría encantado de venir al Zaragoza, no responde al perfil de pivote que ha pedido Marcelino al área deportiva del club (otra cosa no descartable será que, por encima de ese parecer, al final el centrocampista andaluz acabe entrando hoy en el trato final si el guión lo exige). Hoy termina el culebrón.

Etiquetas