Deportes

AJEDREZ

El año mágico de Daniel

Daniel Forcén, de 16 años, firmó una gesta el último día del año: se impuso en el Open Internacional Stadium Casablanca y sumó su tercera y definitiva norma de Maestro Internacional y otra más de Gran Maestro.

El año mágico de Daniel
ESTHER CASAS

Daniel Forcén todavía no ha podido borrar de su rostro de adolescente la sonrisa que satisfacción por lograr, la pasada semana, lo que ningún otro aragonés había sido capaz de conseguir en la historia del ajedrez en la Comunidad: imponerse en un torneo abierto internacional frente a diez Grandes Maestros (GM) y otros tantos Maestros Internacionales (MI). Pero la hazaña no quedó ahí, porque el zaragozano que defiende los colores del Ibercaja, sumó su tercera norma de MI y, como postre, otra norma más de GM, el mayor título existente en el ajedrez mundial. Una gesta, "tremenda", como la califica José Luis Pellicer, presidente de la Territorial; "desbordante", describe Rafael Pellicer, máximo gestor del Ibercaja; "maravillosa", adjetiva Jorge Barón, su entrenador. Daniel Forcén, de 16 años, tiene un carácter muy tranquilo, una cualidad de muchos quilates para una especialidad que exige máxima concentración. El atracón de felicidad que se dio el último día del año tras ganar el IV Open Stadium Casablanca lo digiere con serenidad, saboreando cada una de las imágenes que guardarán su familia y él para el recuerdo. "La verdad es que estoy un poco abrumado, pero muy contento porque cierro un año mágico. Había preparado muy bien el Open, e iba dispuesto a atar la norma de Maestro Internacional. Pero, con el paso de las rondas, cada vez vi más cerca que podía proclamarme campeón. Estuvo muy bien", resume de un tirón.

El fútbol y el baloncesto le animaron a practicar deporte, pero en el colegio La Salle Montemolín donde inició sus primeros estudios, se practicaba como actividad extraescolar el ajedrez. Y Daniel, de mirada curiosa, se acercó al tablero con determinación. Tanta que, después de tres meses familiarizándose con las piezas, levantó el trofeo de ganador del torneo que promovía el centro escolar. Cuenta su madre, María Jesús, que el profesor Pedro Llanes, su maestro, "se asustó cuando le vio jugar, y decidió llevarlo al grupo de los mayores". Tenía 7 años.

El primer premio gordo de Daniel, ahora aplicándose en el Grande Covián, fue la medalla de plata en el Campeonato de España sub-12. "Curiosamente nunca he estado en el podio de unos campeonatos nacionales escolares, ni he ganado ninguno de Aragón en las distintas categorías, siempre he sido segundo", señala Forcén, que el año pasado venció el Nacional de Internet. El ajedrez es una carrera de fondo; el día a día marca el futuro; el trabajo es permanente. El joven ajedrecista lo sabe. Aunque también explota otros valores que le han llevado a encumbrarse en el Stadium Casablanca. Jorge Barón, su actual técnico, no duda en compararlo con Kasparov. "¿Qué tiene Dani de especial? Posee unos muy buenos reflejos, un golpe de vista brutal; es capaz de calcular todo rápidamente; con un vistazo profundiza cinco o seis jugadas. En esto me recuerda a Kasparov. Él presenta aptitudes, pero hay bastante trabajo detrás. Y, además, su talante es muy calmo, frío. Cuando está en la partida no le afecta tener enfrente a cualquier Gran Maestro, como en el Open: se levantaba, calculaba y ejecutaba. Esto es muy difícil de conseguir", explica Barón.

Daniel Forcén, que partía como el 14ª cabeza de serie del Open Internacional, comenzó la prueba con dos triunfos cómodos ante jugadores locales. Siguió engrasando motores al imponerse en la tercera ronda y con las piezas negras a Alberto Quintín, del Stadium. Y dio comienzo al espectáculo en la cuarta ronda al superar al GM paraguayo Zenón Franco en una partida de ataques mutuos. Daniel sufrió su único traspié frente al GM ruso Oleg Korneiev, dos veces triunfador del ya desaparecido Memorial Rey Ardid. "Me dijo que si seguía jugando así llegaría a Gran Maestro. Me dio muchos ánimos", evoca el jugador del Ibercaja.

El tropiezo no afectó psicológicamente al aragonés ya que encadenó tres victorias consecutivas ante Maestros. Primero, dejó en la cuneta al GM búlgaro Alexander Delchev, primer cabeza de serie del torneo y máximo favorito: "Me gusta ser agresivo, sacrifico piezas y busco posiciones complicadas. Siempre veo más que el contrario", detalla. Después, hizo lo propio con la GM georgiana Ana Matnadze, para cerrar su particular trilogía contre el GM hispanochileno Roberto Cifuentes, al que ganó con negras: "Se marchó muy enfadado, no entendía nada", cuenta.

Forcén llegó a la última jornada compartiendo el liderato con el GM israelí Artur Kogan, a quien debía enfrentarse en la partida decisiva. "Necesitaba hacer tablas para tener el triunfo y el título al alcance. Fue duro, cuatro horas, y con negras. Memoricé hasta 36 jugadas, casi una partida completa. Kogan estaba desesperado, hacía gestos", relata. Y la madre completa el desarrollo: "Le dijo que le había visto mucho potencial". El premio gordo: el título de MI, la norma de GM y 2.000 euros que irán destinados a... "Comprarme un ordenador. Ahora los tableros y las piezas se quedan en el armario. Con los programas informáticos busco partidas de Grandes Maestos, los que más se adaptan al estilo en cada posición. Las bases de datos ayudan mucho", afirma Daniel Forcén. La próxima semana disputa las semifinales del Nacional de Internet sub-16, título que defiende: "Juego por divertirme, la presión no es buena", concluye el campeón.

Etiquetas