Deportes

CAI ZARAGOZA

"La derrota nos viene bien para crecer como equipo"

El director deportivo hace un balance positivo de la pretemporada y destaca que el partido perdido ante el Caja Rioja fue "la lección que nos faltaba por aprender". También entiende que el equipo llega al inicio liguero "sabiendo nuestras virtudes y nuestros defectos"

Willy Villar.
"La derrota nos viene bien para crecer como equipo"
Oliver Duch

La pretemporada toca a su fin, solo resta el encuentro de presentación ante el Estudiantes y el CAI encarará el inicio liguero, por lo que es momento de hacer balance de la preparación rojilla. Los ocho triunfos y la derrota del martes ante el Caja Rioja son solo datos y hay que ir más allá. El equipo ha dado muestras de poder jugar muy bien al baloncesto y de tener capacidad de dominar a cualquier rival. Por ello, el director deportivo de la entidad Willy Villar entiende que este periodo ha sido "positivo". Es más, destaca que la derrota en Logroño "era la lección que nos faltaba por aprender y nos sirve para crecer como equipo".

En su balance particular el responsable técnico señala que "en líneas generales es positivo, sobre todo, por el trabajo realizado durante todas estas semanas en los entrenamientos. Ha sido un trabajo que nos ha permitido ir creciendo y acoplando a todos los jugadores. Y jugar tantos partidos nos ha servido para obtener mucha información de cara al comienzo de liga tanto en los que lo hemos hecho mejor como en otros que no hemos estado tan bien".

 

Villar añade que esa información "en un equipo nuevo, con tantas incorporaciones, era necesaria y vamos preparados para el principio de liga sabiendo nuestras virtudes y nuestros defectos".

 

De hecho, y dado que los resultados todavía no cuentan, el director deportivo asume que "cuando más puedes crecer como equipo es cuando haces las cosas peor, es donde más información sacas. Los partidos como el de Logroño son los que quizás te hacen crecer y son más beneficiosos para el equipo. La lectura es clara, si no juegas desde el principio con la tensión necesaria que requiere un partido pues te ocurre lo que pasó, que perdimos".

 

La tensión en aquel encuentro no fue la apropiada y el CAI comprobó que si no juega con intensidad cualquier rival le puede vencer, incluso uno de menor categoría que él, como el Caja Rioja. "Los jugadores lo saben porque se les dice, pero es importante también que lo sufran, porque no hay experiencia mejor que la que se sufre en tus propias carnes. Partidos como ese son necesarios antes de empezar la liga para darnos cuenta que es necesario siempre estar al cien por cien", aseguró Willy Villar.

 

A pesar de ese lunar en tierras riojanas, en el resto de la pretemporada el equipo de Abós se ha mostrado como un bloque sólido que por momentos practica un muy buen baloncesto, muy vistoso y rápido, y basado en su agresividad defensiva. Eso provoca que el responsable deportivo de la entidad confíe plenamente en el grupo: "No tengo duda de que nuestro propio equipo tiene la clave para hacer un buen baloncesto, la gente puede disfrutar este año y está en nuestra mano la posibilidad de llevar esto a cabo siempre".

 

Pero no siempre se logra eso de jugar bien y ganar los partidos con cierta comodidad. Eso solo "se consigue estando al cien por cien, como lo hemos estado a lo largo del 95 por ciento de la pretemporada. En ese sentido estamos contentos". Quizá faltaba la derrota y esa llegó en Logroño. "Para terminar este proceso el partido frente al Caja Rioja ha sido ideal porque es la última lección que nos quedaba por aprender".

Aún le queda a Villar una duda por resolver antes del arranque liguero y es si podrá contar con su capitán Matías Lescano como seleccionable. El dirigente está tranquilo ya que mantiene que los plazos van según lo previsto y que en breve "tendremos noticias del día que se puede incorporar como seleccionable".

 

La última prueba será mañana ante todo un ACB como el Estudiantes madrileño. Sin embargo, ese amistoso, al jugarse en casa y con la motivación propia de enfrentarse a un conjunto de categoría superior, poco cambiará las conclusiones que ya se pueden sacar de la pretemporada rojilla.

 

El propio director deportivo lo reconoce. Este CAI puede jugar muy bien al baloncesto, pero si se lo propone. O por resumirlo, si se toma en serio todos sus duelos y no menosprecia a sus rivales.

Etiquetas