Despliega el menú
Deportes

GOLF

Del blanco al verde

Uno de los atractivos de Alcalá de la Selva es la variedad de deportes que se pueden realizar: del esquí al golf en el bello paraje de El Castillejo.

Su ubicación y su entorno pintan un paisaje de postal, arropado por pinos y montañas, con un encanto especial que nos hace olvidar todo aquello que nos rodea día a día, para solo oír el sonido que produce el golpe a la bola. Sentir, respirar, disfrutar de la naturaleza y del deporte. A 74 kilómetros de Teruel, en dirección a Valencia siguiendo la A-23 y tomando el desvío de la A-232, se presenta el único complejo golfístico de Teruel que se ubica en Alcalá de la Selva, en el término municipal de Virgen de la Vega. Y, además de muchos encantos, atesora una peculiaridad: es el recorrido más alto del país, a 1.470 metros de altitud.

El campo, denominado El Castillejo, nació, como cuenta su gerente, Soraya Loscos, en 2003 como un atractivo más para diversificar el turismo. El esquí es el principal potencial turístico en esta localidad de 500 habitantes que se encuentra a 15 minutos de la estación invernal de Valdelinares. El campo de Alcalá es de titularidad municipal y corre con todos los gastos de mantenimiento como de personal. La Diputación Provincial de Teruel colabora en torneos y ayuda a fomentar este deporte que promueve desde su residencia ubicada en la misma población como desde la capital turolense. Por contra, tanto el Patronato de Turismo como el Gobierno de Aragón, hasta la fecha, no han aportado ayuda alguna para revitalizar este deporte que, si en su día fue una alternativa, hoy es una realidad. El club cuenta con más de 150 socios y con unas perspectivas de futuro muy prometedoras.

El campo de El Castillejo está "totalmente integrado en el paisaje original", afirma el alcalde de Alcalá, Jesús Edo. Al estar ubicado en un paraje protegido, no cabe la posibilidad de que surjan urbanizaciones en su entorno. El prado en el que se han habilitado los nueve hoyos del recorrido -20 hectáreas, par 70- presenta todos los servicios como cualquier otro flamante campo de golf de nuestra geografía: cancha de practicas, cuarto de palos, alquiler de material, tienda... Aunque su orografía es el mejor valor... Y el agua. Para regar los greenes y los tees se utilizan las aguas procedentes de la depuración de los vertidos de la cercana urbanización del Solano de la Vega -cuya construcción se remonta a los años setenta del siglo XX-. Las calles beben el agua cristalina que mana de las montañas.

Las actuaciones a corto plazo, como detalla Loscos, van encaminadas a consolidar el trazado. Ya durante este invierno ha habido mejoras, como los drenajes. Todavía no hay un estudio de ampliación del complejo El Castillejo, aunque la plantilla que trabaja en la instalación se incrementará con dos personas que se unen a las cinco actuales y al importante refuerzo de los operarios del Ayuntamiento de Alcalá en el mantenimiento. Además, se va a poner en marcha, a partir de mayo, una Escuela infantil que ha sido acogida con entusiasmo en la zona ya que cuenta con cerca de 50 niños y niñas inscritos que conocerán los principios básicos de forma práctica y teórica.

La gerencia de El Castillejo agudiza su ingenio para que la instalación sea rentable. Ahora, las cuotas de los socios son de las más económicas del país: 400 euros de inscripción con una validez de diez años; mensualidades a 43,27 euros y salida al campo, dos euros. Una fuente de ingresos que viene acompañada por los cerca de treinta torneos que se celebran durante la campaña, que comienza este mes y se prolongará hasta noviembre. El empeño municipal es alimentar la cultura del golf en la comarca de Gúdar Javalambre, en Teruel capital y en toda su provincia. Nos comenta la gerente que "estos ingresos se pueden incrementar con los convenios con hoteles, empresas, colegios e instituciones", completa Soraya Loscos.

Etiquetas