Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

FÚTBOL

De Roberto a Roberto

De Roberto a Roberto
De Roberto a Roberto
diario de navarra

"En la portería del Málaga, Roberto Santamaría". Más de un aficionado veterano del Real Zaragoza puede sufrir un sobresalto al escuchar esta tarde al 'speaker' de La Romareda citar la alineación del Málaga. Pero no. No se trata del histórico cancerbero que defendió el marco de Osasuna desde 1983 hasta 1995, y que en la actualidad cuenta con 47 años. El protagonista es su sobrino, Roberto Santamaría Ciprián, que debutará con la camiseta malagueña.

 

"Estoy muy expectante por el estreno de mi sobrino. Toda la familia está ilusionada porque es un chico que se lo ha ganado todo pasito a pasito", comenta Roberto, que en la actualidad es entrenador de porteros en las categorías inferiores de Osasuna.

 

La influencia de la brillante carrera del mayor sobre el pequeño resulta evidente: "De niño le regalaba guantes y equipación futbolística. Al principio era jugador de campo pero, a los 8 o 9 años, se puso un día en la portería y le gustó. Ya nadie le movió de allí. Es un chaval muy competitivo".

 

¿A qué tipo de guardameta se enfrentará el Real Zaragoza? Roberto aporta algunas pistas: "Es un jugador con mucho equilibrio, que no se desestabiliza fácilmente. Es tremendamente ambicioso y no se ha venido abajo cuando las cosas no le iban de cara. Por eso estoy seguro de que aprovechará esta oportunidad que se le presenta en Zaragoza, con 24 años".

 

Formado en la cantera osasunista, el actual portero malaguista debutó en el profesionalismo en Las Palmas, donde ha militado en las dos últimas campañas. Curiosamente, su estreno como amarillo fue inmejorable: detuvo un penalti a Canobbio del Celta y los isleños vencieron 1-0.

 

El tío Roberto moverá cielo y tierra para estar presente en las gradas de La Romareda ("Si el trabajo me lo permite", apunta). Un estadio que le retrotrae a tiempos felices, domingos de lucha y sudor: "Los enfrentamientos con el Zaragoza siempre eran durísimos. Ellos tenían jugadores técnicamente muy bien dotados. Recuerdo especialmente a Juan Señor y al argentino Juan Barbas. Eran unos artistas. Nosotros contrarrestábamos ese talento con un juego muy aguerrido y con mucha fuerza". No le fue mal. En diez partidos ligueros contra el Zaragoza ganó seis y sólo perdió dos.

Etiquetas