Despliega el menú
Deportes

NI CR9 NI CR7

Cristiano cierra la temporada en blanco

Ni con el Real Madrid ni con la selección portuguesa ha podido el jugador más caro del mundo hacerse con un solo título.

Cristiano Ronaldo, en el partido contra España
Cristiano cierra la temporada en blanco
EFE

Ni CR9 ni CR7, el portugués Cristiano Ronaldo cerró ayer sin títulos su primera temporada como el jugador más caro del mundo.

Portugal fue eliminada por España en los octavos de final del Mundial de fútbol de Sudáfrica, con lo que el extremo se marchará de vacaciones sin levantar ninguna copa.

"¿Cómo ve a Cristiano Ronaldo después de una temporada sin ganar títulos?", le preguntaron al seleccionador portugués, Carlos Queiroz, en la rueda de prensa previa al duelo de hoy.

"Cristiano está muy bien", contestó. "Pero no estoy de acuerdo en que cerró una temporada sin títulos. La temporada no ha terminado...".

En realidad, el punto y final para el curso 2009/2010 del portugués lo puso hoy España con el 1-0 con el que derrotó a Portugal en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo, en una noche fresca del invierno sudafricano a orillas del Océano Atlántico.

Cuatro partidos duró CR7 en el Mundial, en el que únicamente logró un gol, el sexto del 7-0 con el que Portugal derrotó a Corea del Norte en la fase de grupos.

Al menos ese tanto, que el jugador calificó como "muy divertido", supuso romper una racha de 16 meses sin marcar con su selección y de dos años en partido oficial.

A CR9, el número que el futbolista lleva a su espalda en el Real Madrid, tampoco le fue mucho mejor.

Cristiano, de 25 años, terminó su primera temporada en el equipo blanco con 32 goles. Pero al final no sirvieron para devolver al club blanco a la senda de los títulos.

El portugués fue de lo mejor de un Real Madrid que batió récords, pero que terminó por detrás del Barcelona en la Liga española con más puntos de la historia. El campeón logró 99 y el Madrid, que tenía la anterior marca en 92, sumó 96.

El primer título que se le escapó a Cristiano Ronaldo fue la Copa del Rey, después de que el conjunto blanco cayera con estrépito ante un equipo de la tercera categoría del fútbol español, el Alcorcón.

Después llegó el fracaso en la Liga de Campeones, en la que el Real Madrid cayó por sexta vez consecutiva en los octavos de final. Esta vez ante el Olympique de Lyon.

Y por último llegaron las derrotas ante el Barcelona, la primera por 1-0 en el Camp Nou y la segunda por 2-0 en el Santiago Bernabéu, ambas ante la pareja de centrales que hoy puso España en juego, Carlos Puyol y Gerard Piqué.

Cristiano, por el que el Real Madrid de Florentino Pérez pagó 94 millones de euros, empezó el curso presentado en un Santiago Bernabéu casi lleno. Pero cerró la temporada sin títulos, abucheado por sus disparos imposibles y frustrado en busca de un empate que nunca llegó.

Etiquetas