Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI TERUEL/VOLEIBOL

Con el sueño en los talones

La derrota ante el Cuneo italiano no ha empañado la ilusión del CAI Teruel. Su gran partido les hace mantener viva la esperanza de jugar la 'Final Four'

El CAI Teruel celebra uno de los puntos ante el Cuneo
Con el sueño en los talones
ANTONIO GARCÍA

El gran partido disputado el pasado miércoles por el CAI Teruel ante el poderoso Bre Banca Lannutti italiano ha alimentado la llama de la ilusión de la formación turolense por encontrar un hueco en la 'Final Four' de la competición continental. Es verdad que debe levantarse de una derrota (2-3 en el pabellón de Los Planos), pero también es cierto que el conjunto de Óscar Novillo mantuvo el tipo hasta forzar un quinto set que obligó al todopoderoso equipo de Cuneo a apretar la máquina para sacar adelante el partido. El CAI ha demostrado que sabe crecerse en los momentos más delicados. Y jugará sus bazas en la vuelta, el jueves, día 4. El cuadro aragonés no está dispuesto a rifar su oportunidad. Tiene el amparo de su calidad deportiva y el respaldo de una parroquia comprometida que lo arropará en el nuevo reto. La formación turolense encadena sólidos argumentos.

 

1. La tranquilidad y confianza en su juego. Sobre el papel, la eliminatoria tenía un claro favorito, el Cuneo italiano. Muy pocos daban opciones a la formación que guía Óscar Novillo. Por muchos motivos: el principal, el brutal desequilibrio entre la escuadra transalpina y la turolense. Es verdad que el CAI defiende su título de campeón de la Superliga; pero enfrente hay en equipo sólido, experimentado, con muchas más horas de vuelo en las competiciones europeas y una trayectoria casi mareante en un país donde el voleibol es una institución. El CAI Teruel partía con su fe, su ilusión, el respaldo de su afición? Pero le falta infraestructura, bagaje europeo, recorrido competitivo. Todo ello fue capaz de suplirlo sobre la cancha, poniendo a su rival, todo un Bre Banca Lannutti, al borde de un ataque de nervios.

 

2. La capacidad de superación. El CAI Teruel se crece en los momentos más delicados. Lo demostró primero en la Copa del Rey -a pesar de perder en la final de hace un año en Almería- y, más tarde, en la resolución del título de Liga, también ante el Unicaja. Su trayectoria en Europa -con victoria incluida ante el impresionante Belchatow- es también una manifestación de esa filosofía de vida: "Nos llevamos una buena impresión del trabajo en conjunto -decía Novillo tras el partido-; por esa intensidad como equipo que llevamos mostrando desde hace un tiempo".

 

Esa cara es la que mostrará el cuadro naranja en el encuentro de vuelta. Sabe que no tiene nada que perder y, después de su capacidad de complicarle el choque al poderoso Cuneo en su pabellón de Los Planos, puede ganar mucho. Es verdad que tiene que asaltar la cancha italiana, pero no lo descarta.

 

3. El gran tono del equipo. El conjunto turolense fue arrollado por el Cuneo en el primer set: el impresionante 13-25 de esa toma de contacto con el partido pone de relieve la superioridad de los de Alberto Giuliani. Sin embargo, el CAI Teruel no se vino abajo, ni mucho menos; y las cosas cambiaron después: "A partir del segundo set -dice el capitán Guille Hernán- hemos estado a nuestro nivel, pero su bloqueo ha marcado las diferencias en la tercera y quinta manga". El nivel mostrado por el cuadro aragonés impuso respeto al técnico visitante: "El CAI Teruel es un equipo que trabaja muy bien el saque y ha realizado muy buenas defensas". Y no duda en reconocer que las cosas están "al cincuenta por cien", un cebo que no quiere morder Óscar Novillo: "La eliminatoria no está, ni mucho menos, al cincuenta por cien. Pero intentaremos hacer buenas nuestras posibilidades".

 

Y eso que el mensaje se vende en toda la formación italiana: "Toda la eliminatoria va a ser muy igualada", interpreta el capitán Marco Nuti.

 

4. El horizonte de la 'Final Four'. El equipo que preside José Luis Torán ha ido creciendo con armonía. Es verdad que lo ha hecho rápido, pero también con orden, con criterio: primero fue su participación en la competición europea, en donde se fue formando, como equipo y como institución. Su fortaleza mental le permitió desafiar el orden jerárquico del voleibol español: se metió en la final de la Copa; conquistó la Superliga; se puso los galones de un equipo de Liga de Campeones...

El escalón que ahora se le ofrece a la formación naranja es jugar la 'Final Four' -la final a cuatro- de la Copa CEV, la categoría de plata del voleibol continental. El cartel es tan atractivo -y el avance tan lógico, tan natural- que se adivina como el reto lógico del grupo de Novillo. Tanto el vestuario como el entrenador lo saben. Y no les pesa.

 

5. La oportunidad de brindarle una nueva satisfacción a la afición. "El apoyo de Los Planos ha sido fundamental y en la vuelta no lo tendremos", explicaba Óscar Novillo al final del envite con el Cuneo. Sin embargo, esa unión entre el equipo y la afición trasciende hasta las barreras físicas y el equipo se sentirá arropado en Italia por el aliento de los suyos. A los que quiere brindarles una nueva alegría: la posibilidad de disputar la 'Final Four'. La tarea es compleja, pero ese compromiso va a ser también un motor para el equipo naranja. Los seguidores del CAI Teruel son una pieza fundamental en el crecimiento que ha experimentado el equipo.

Etiquetas