Despliega el menú
Deportes

TRES PROTAGONISTAS

Con nombre de mujer

El deporte aragonés se enorgullece de una representación femenina que se codea, sin complejos, en el ámbito internacional de sus disciplinas

El deporte aragonés se escribe en femenino, tiene nombre de mujer. Elmira Dassaeva, Yaiza Martín y Cristina Ouviña son tres abanderadas en la elite mundial de sus disciplinas. Dassaeva puja este próximo fin de semana por volver a ubicarse en la aristocracia del aeróbic; la karateca se engalana con un puñado de medallas que acreditan su asalto por la puerta grande al escaparate mundial de su modalidad. Y Ouviña muerde esa plata real de una selección española de baloncesto en el Mundial sub-20. El pellizco pone de relieve el futuro admirable de esa nueva generación de jugadoras llamadas a escribir páginas de gloria para el deporte español.

ELMIRA DASSAEVA EN BUSCA DEL CETRO MUNDIAL

Con 17 años, Elmira Dassaeva se estrenaba en el aeróbic con un triunfo en una competición de altura, la Copa del Mundo, a la que seguiría el Mundial júnior. Aunque su mayor hito llegaría en 2005, en los World Games de Duisburg (Alemania). Son los Juegos abiertos a los deportes no olímpicos, el torneo más importante para las gimnastas. Dassaeva exhibió su mejor arma, su potencia, que combinada con el dinamismo, energía, fuerza y una eterna sonrisa en su rostro que terminaron por cautivar a unos jueces que no duraron en coronarla como campeona. Desde entonces, Elmira ha caminado a un ritmo frenético, como el que imprime a sus coreografías, y le empujó a lo más alto del ranquin mundial del aeróbic. Hasta que el año pasado, su cuerpo y su cabeza dijeron basta, tras una racha de malos resultados. 2009 supone un punto de inflexión. Un año que llega presidido por la mejor cita en la que reivindicarse. Tras un cuatrienio, los World Games se asoman este fin de semana en Kaohsiung, Taipei, y Dassaeva se presenta en ellos con el ambicioso reto de subir a lo más alto del podio. "Quiero quitarme el puñal que llevo clavado por mis últimas malas competiciones. Una cosa es el resultado final, y otra lo que quiero transmitir. Me gustaría en este campeonato contagiar esa ilusión y rabia que llevo dentro. Completar un torneo redondo, disfrutar con el ejercicio", reconoce la aragonesa, de 23 años, que debutará el sábado. Elmira estrenó la campaña en marzo, con un triunfo en la Copa Latina de Portugal. Y, ahora, se encontrará con viejas conocidas en el parqué: la brasileña Marcela López, la francesa Aurélie Jolie, la china Junxuan Huang, la neozelandesa Angela McMillan... "El nivel es altísimo y cada vez es más exigente la competición. En estos World Games se estrena nueva reglamentación que nos lo pone a todas más difícil", resalta Dassaeva. El ejercicio se recorta de dos minutos a uno y medio en el que hay que completar diez elementos de dificultad. "Lo que se quiere es que sea más explosivo, más intenso, más rápido. Yo me la juego con los saltos: llevo seis. Voy dando brincos constantemente", añade.

YAIZA MARTÍN LA REINA DE EUROPA SE CUBRE DE MEDALLAS

Ha ganado todas competiciones que el calendario nacional y continental tenía programadas. Las ocho medallas que cuelgan de su cuello no le pesan; sí la responsabilidad que, a partir de ahora, tendrá cada vez que salga al tatami. "El listón se pone muy alto, pero bendita presión", resalta Yaiza Martín. La rubia karateca zaragozana, de 23 años, ha alcanzado esta temporada el esplendor en una disciplina que la ha elevado al estatus de grande. El fin de semana pasado redondeaba su brillante palmarés en la modalidad de kata con el octavo metal, reluciente presea de oro, que ya reposa en su gimnasio, el Shuriyama. Fue en el Europeo Universitario disputado en Córdoba. Antes atrapó, con esa depurada técnica que ha pulido en los quince años que viste el kimono blanco, los títulos de campeona de España absoluta en kata individual y por equipos, universitaria y por clubes. Aunque su mayor gesta llegó en mayo, en Zagreb, en su estreno como sénior en una competición de altura. Un doblete inmenso en un Campeonato de Europa que será difícil de olvidar. "Todavía mantengo vivo ese campeonato. Fue muy emocionante, algo único", evoca. A la corona individual y por equipos, se unió el Europeo por Regiones y el Universitario, que cerraba el pasado domingo una temporada "mágica".

CRISTINA OUVIÑA DE LA PLATA EUROPEA A LA LUCHA MUNDIAL

De Polonia a Bangkok. Escala en Madrid. Una efímera escala en España para lucir la medalla de plata conquistada en el Europeo U20 femenino. Cristina Ouviña (Zaragoza, 1990) se proclamó el pasado domingo subcampeona con la selección nacional. Poco más de 48 horas después, ya estaba camino del Mundial U19 que se disputará a partir de mañana en Tailandia.

Ese es el reto que afronta ahora la jugadora zaragozana. Criada deportivamente en Helios, la directora de juego fue ganando peso en los esquemas de Jordi Fernández según avanzó la competición continental. Su tradicional habilidad para recuperar balones, asistir y dirigir se combinó con una explosiva capacidad de anotación. En la frustrada final contra Francia (52-74) culminó una exhibición ofensiva con 17 puntos, siendo la máxima realizadora española. Ese fue su broche de oro para la conquista de la plata. Destacó al lado Laura Nicholls o Alba Torrens, el futuro del baloncesto femenino español. Ahora le toca seguir brillando lejos de Europa, en el Mundial.

Etiquetas