Despliega el menú
Deportes

FÓRMULA 1

"Con un McLaren, estaría en la posición de Kovalainen"

El asturiano vuelve a Budapest, al circuito donde logró su primera victoria y también donde se iniciaron sus problemas con McLaren

El Gran Premio de Hungría de 2003 es el mejor recuerdo que Alonso puede tener en la F1, ya que una primera victoria siempre es algo imborrable. También fue el escenario donde dobló a Schumacher por primera vez, pero también fue el año pasado el punto de inflexión, a partir del cual era ya imposible su permanencia en el equipo McLaren. El episodio de la calificación, cuando el padre de Hamilton reclamó contra Alonso por haber ralentizado la salida del 'pit' de su hijo, lo que le costó a Alonso perder la 'pole' lograda en la pista, fue la gota que colmó el vaso de la paciencia del asturiano, y a partir de entonces estaba claro que se iría de McLaren.

Al margen de la victoria de 2003, Hungría no se le ha dado nunca demasiado bien. ¿Es consciente de ello?

Pero me quedo con 2003. Siempre será un circuito muy especial para mí. No he tenido grandes resultados después de ese año, pero en 2004 creo que hice podio, en 2005 fue mal, en 2006 fue aquella carrera en agua que salí 15º y después me puse primero, y el año pasado hice la 'pole'. Luego me la quitaron. Es un circuito que me gusta y suele ir bien la cosa. Llego con confianza, con buenas sensaciones y con algunas nuevas soluciones en el coche, parece.

Cuando ha entrado al circuito, ¿ha sentido algo especial después de lo sucedido el año pasado en la calificación?

No, lo he olvidado. Recuerdo más tensión en 2006, cuando luchaba con Michael (Schumacher). Entonces esa sanción sí que me pareció muy injusta. Lo del año pasado no fue ninguna sanción, ni ningún problema con Hamilton. Fue una decisión que tomó el equipo. Yo tenía que dar una vuelta más, al final el piloto no hizo caso, todos se reían en el equipo y por tanto ellos tomaban la decisión.

¿Ahí empezó todo?

Empezó antes, pero aquí el público ya lo podía ver.

Ha comentado que si hubiera seguido en McLaren ahora mismo estaría en una situación parecida a la actual con Renault.

Estaría en la posición de Kovalainen, sin ir más lejos. No recuerdo una sola carrera este año en la que haya ido con menos gasolina que Hamilton en la crono; hemos visto en Hockenheim cómo se apartó Kovalainen para que pasara Hamilton, y ese papel me tocaría hacerlo. Y lo que siempre digo, prefiero hacer quinto o sexto con Renault que hacer cuarto o quinto con McLaren.

Kovalainen acaba de renovar y ha dicho que está muy contento, que quiere acabar su carrera deportiva en McLaren.

Si sigue haciendo lo que le piden, seguramente que renueve todos los años.

Recientemente ha comentado que hay algunos problemas con la congelación de motores, que vosotros la habéis respetado y que otros equipos no.

Yo creo que la culpa, por decirlo de alguna manera, la tenemos nosotros por no evolucionar. Cuando hubo la congelación de motores todo el mundo incrementó presupuesto para ver si se podía sacar alguna decimilla y Renault optó por reducirlo, por abandonar un poco los motores y pensando que ya teníamos un motor bastante bueno. Ahora estamos trabajando muy duro en el motor y se va a recuperar el terreno perdido, estoy seguro de que entre lo que resta de año y todo el invierno, Renault va a tener un motor competitivo.

Ahora en Hungría, la carrera puede ser una pesadilla por los problemas de tracción.

Va a ser un Gran Premio difícil, pero también es cierto que no hay grandes aceleraciones. Puedes traccionar mal en una curva, pero la recta que viene luego es bastante cortita, por tanto no pierdes demasiado terreno. Aquí,como en Mónaco, la calificación es clave.

Etiquetas