Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Choque por Lafita

Lafita, en un partido de Liga con el Deportivo.
Choque por Lafita
efe

Zaragoza. Conforme pasan los días, crece el nerviosismo -y las discrepancias- con respecto a la situación del delantero aragonés Ángel Lafita, por quien el Real Zaragoza ejerció la opción de compra el pasado día 29 de junio, pero por el que está pendiente de hacer efectivo el pago al Deportivo.

El conjunto gallego dio a conocer que el Real Zaragoza disponía de un plazo de siete días hábiles, a partir del día 30 de junio, para hacer frente al pago de la primera parte de la recompra del jugador. Así que ayer mismo debería haber desembolsado dos millones de euros, de un total de 3,6 millones que suponía el ejercicio de la opción de recompra.

La postura del conjunto zaragozano contrasta absolutamente con el punto de vista de la formación que preside Augusto César Lendoiro: no existe ninguna cláusula en la que se haga referencia al tiempo estipulado para pagar. El club aragonés ha solicitado el regreso del futbolista -alternativa a la que tenía opción- y ya hará frente a los pagos correspondientes.

Además, plantea que ha solicitado al Deportivo determinada documentación vinculada a esta operación -por dos veces, los días 29 de junio y 1 de julio- y la formación coruñesa ha hecho oídos sordos a su solicitud.

Tal y como están las cosas, al futbolista se le presenta un dilema: desde el punto de vista de la escuadra gallega, Lafita debería estar presente el domingo en la primera convocatoria del equipo de Miguel Ángel Lotina. De hecho, el futbolista zaragozano ha sido citado oficialmente para comparecer a la primera sesión de trabajo del equipo gallego, una reunión el domingo, a las 20.30, en el estadio de Riazor.

Pero el Real Zaragoza lo reclama a su vez para iniciar la pretemporada: los jugadores están citados para un reconocimiento médico el día 20, dos días antes del inicio de la pretemporada en Navaleno.

Y entre ambas posturas, el jugador: el representante del jugador ya ha dejado claro que el futbolista sólo quiere cumplir con sus obligaciones, bien sea en La Coruña, bien en Zaragoza. Una vez ambos clubes se aclaren con cuál debe ser su destino, Ángel Lafita iniciaría la pretemporada con el club al que corresponsan sus derechos federativos.

Sin duda, el pago de la operación de recompra por parte de la entidad que preside Eduardo Bandrés pondría fin a la polémica suscitada entre las formaciones y que ha abierto un frente de futuro incierto.

En otros terrenos

De cualquier forma, el futuro del futbolista parece estar lejos tanto del Deportivo como del Real Zaragoza. La formación blanquilla quiere hacerse con el futbolista para ubicarlo previsiblemente en el Atlético de Madrid, en una operación en la que entraría José Manuel Jurado, un jugador del gusto de Marcelino García Toral, que llegaría para apuntalar la formación zaragocista. De todas formas, el cuadro aragonés también precisa de una liquidez que podría garantizarle la venta de Ángel Lafita.

Ambos equipos se mantienen firmes en sus posiciones: el Real Zaragoza entiende que ha cumplido con las exigencias derivadas de la operación de recompra; el Dépor tiene claro que, al no cumplirse los plazos estipulados, sigue siendo blanquiazul.

Etiquetas