Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

NUEVO FICHAJE

Cesc: traspaso cerrado

El jugador catalán cumple su deseo de volver a casa, después de un culebrón que ha durado casi tres años.

Fábregas podrá jugar junto con dos de sus grandes amigos, Piqué y Puyol.
Cesc: traspaso cerrado

A falta de confirmación oficial que no se había producido al cierre de esta edición, a última hora de la tarde, Cesc Fàbregas ya puede considerarse por fin nuevo jugador del Barcelona. El deseo del futbolista de regresar al Barça ha sido fundamental para desbloquear la operación, ya que Cesc dejará de ganar un millón de euros por cada una de las cinco temporadas que firmará, justamente la cantidad que separaba a la entidad blaugrana y al Arsenal. El club londinense recibirá 34 millones fijos más seis en variables, por objetivos, por lo que finalmente el traspaso ascenderá a 40.

El interés del Barcelona por el campeón del mundo se remonta al 3 de noviembre de 2008, cuando Pep Guardiola solicitó su fichaje al entonces presidente del club, Joan Laporta. Fueron varios los intentos fallidos por la negativa del entrenador del Arsenal, Arsène Wenger, de desprenderse de su capitán. El técnico francés siempre exigió más dinero del ofrecido por el Barça, aunque en esta ocasión ha debido ceder a la última oferta, a pesar de que el Arsenal exigía 45 millones. Finalmente, Guardiola, que consideraba a Cesc un fichaje prioritario, podrá contar esta temporada con los servicios del jugador de Arenys de Mar. La intención del Barcelona es que la presentación oficial se celebre el lunes, después de que el equipo azulgrana dispute el domingo la ida de la Supercopa en el Bernabéu.

Pese al final feliz, Cesc, que lucirá el número '4', no lo tendrá fácil para jugar en el Barcelona. El técnico azulgrana cuenta con seis centrocampistas para tres puestos y, a priori, Busquets, Xavi e Iniesta serán los titulares. Además, la irrupción de Thiago y la presencia de Mascherano, capitán de la selección argentina, aumenta la competencia en el equipo. Sin embargo, la obsesión del centrocampista catalán de ir al Barcelona y no a Chelsea, Manchester City, Milan o Real Madrid (donde fue promesa electoral incumplida de Ramón Calderón) ha sido determinante.

Fàbregas vuelve al club donde se formó y que abandonó en el año 2003 rumbo a la 'Premier League'. Con 16 años debutó con el Arsenal en un partido de Copa y un año después ya formó parte de la primera plantilla. Wenger siempre confió en él y nunca le importó su juventud. Incluso le otorgó la capitanía de los 'gunners' por delante de jugadores más veteranos. Durante las ocho temporadas que estuvo en Inglaterra, Cesc adquirió el carácter y la agresividad del fútbol británico. Algo que contrasta con su personalidad tímida y carácter introvertido, pero que le servirá en su nueva andadura en la Liga española. Su palmarés a nivel de clubes se resume en una 'FA Cup' y una 'Community Shield' (Supercopa inglesa).

Con la selección española, el nuevo jugador del Barcelona conquistó la Eurocopa de 2008 y el Mundial de 2010. Precisamente, en el primero de los torneos fue el encargado de marcar el penalti decisivo ante Italia que dio a España la clasificación para semifinales. A pesar de entrar siempre en los planes de los seleccionadores, Cesc no ha conseguido afianzarse en el once titular, ya que tiene por delante, precisamente, a sus compañeros del Barça y también al madridista Xabi Alonso.

'Moc, moc'

No era ningún secreto que el vestuario del Barcelona esperaba la llegada inminente de Cesc. Piqué y Puyol son grandes amigos del centrocampista y siempre han sido muy activos en Twitter en relación a su fichaje. Este viernes, ambos futbolistas ya le dieron la bienvenida, incluso antes de que el traspaso se hiciese oficial.

«Hoy es un gran día. Ya te tenemos aquí», escribió en la red social Piqué, quien ya jugó con Fàbregas en infantiles y cadetes. Por su parte, el capitán culé también quiso mostrar su felicidad por tenerle en el equipo. Incluso, el pasado año, durante la celebración de la conquista del Mundial de Sudáfrica, los dos defensas le pusieron una camiseta del Barça con la colaboración del portero Pepe Reina.

El detalle que siempre está presente en el cruce de comentarios a través de Twitter de los tres futbolistas son las palabras 'moc, moc'. Sin un significado específico, pero sí con la obligatoriedad de usarlo cuando citen a uno de ellos, se caracteriza por ser una muestra de la complicidad que existe entre los ya nuevos compañeros de equipo.

Etiquetas