Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

César puede irse al Tottenham si el Zaragoza acepta el trato

El club inglés pagaría el 60 por ciento de la ficha del portero marginado por la entidad aragonesa, que tendría que abonar el resto

El Tottenham Hotspur inglés, el potente equipo que entrena el español Juande Ramos, puede ser la solución del polémico caso que tiene entre manos el Real Zaragoza, por propia voluntad del club aragonés, con el marginado guardameta César Sánchez. La entidad londinense, que recientemente ha fichado al portero brasileño del PSV Eindhoven Gomes, se ha lanzado en una maniobra súbita a por la contratación del veterano arquero zaragocista para completar su plantilla con dos cancerberos de alto nivel ante el inminente inicio de la Premier League (arranca en apenas 15 días).


Conocida por parte del Tottenham la situación extraordinaria que acontece con César Sánchez en Zaragoza (lleva cerca de un mes apartado del equipo por decisión unilateral de la dirección del club, entrenando en solitario y con el filial), los dirigentes británicos han ofertado al Real Zaragoza una fórmula para llevarse al extremeño durante la temporada que viene a Londres. Los 'spurs' se harían cargo de alrededor del 60% de la ficha de César (que está en torno a 1,8 millones de euros) y, evidentemente, el resto correría por cuenta del club blanquillo.


El representante de la empresa IMG, Arturo Canales, apoderado de César en estas repentinas negociaciones, estuvo todo el día de ayer en Zaragoza para intentar encauzar esta operación. Aunque, en principio, la irrupción decidida del Tottenham parece un excelente camino para todas las partes en este desagradable asunto provocado hace un mes por la decisión del Zaragoza de marginar (junto con Juanfran, que ya salió rumbo al AEK Atenas el 25 de julio) al meta cacereño, la solución anoche no estaba aún definida.


El Real Zaragoza, como ya hizo en el caso de Juanfran en su salida hacia Grecia hace dos semanas, pretende atornillar las condiciones de manera más favorable para sus intereses y, de entrada, no acepta la oferta inglesa. El inconveniente que surge en este caso, a diferencia del de los helenos, es que el Tottenham no admite regateos ni demoras en las discusiones. Su ofrecimiento, según fuentes del club británico, tiene una caducidad limitadísima: si no se acepta por parte del Zaragoza hoy mismo, la operación será desechada y se irán a por otro portero. Juande Ramos, a solo dos semanas del inicio liguero en Inglaterra, no quiere estar ni un día más sin cubrir el importante puesto en la portería que le queda por completar y así lo ha trasladado a todos los protagonistas de esta película.


Agapito (y su mano derecha, Herrera), están ante una magnífica oportunidad que les ofrece el Tottenham para olvidarse del conflicto que se avecina con César y, de paso, ahorrarse unos buenos millones. Pero también es posible que, como en la fábula, al final la avaricia rompa el saco.

Etiquetas