Despliega el menú
Deportes

EL PORTERO DE LA SELECCIÓN

Casillas no viste de rosa

Reportaje Iker Casillas se aisla para protegerse de la prensa rosa tras la polémica suscitada por el diario británico 'The Times' con las fotos de su novia, la periodista Sara Carbonero, después de la derrota de España ante Suiza en el debut en la Copa del Mundo.

Casillas se protege de los focos de Ellis Park en el ensayo de ayer
Casillas no viste de rosa
JUAN CARLOS CÁRDENAS/EFE

Hubo un tiempo en el que Iker Casillas era la sonrisa de la selección española, pero ya no es así. El capitán de la Roja vive ahora más aislado que nunca mientras la prensa rosa se alimenta de su romance con la guapa periodista Sara Carbonero.

A sus 29 años, Casillas se encuentra en su cima de popularidad, aunque no de carisma. Muy a su pesar, comienza a ocupar más primeras páginas de periódicos por su relación sentimental que por sus actuaciones en los campos.

El periódico inglés 'The Times' culpó el jueves a la novia de Casillas de la derrota de España por 1-0 ante Suiza, y otros medios británicos siguieron su estela. Para ilustrar la afirmación, el legendario periódico publicó una foto en la que se veía al arquero bajo los palos y a la periodista a unos metros ejerciendo su profesión. Una secuencia de la entrevista posterior al partido aumentaba la resonancia del asunto: ilustraba la portada del diario, una elección asombrosa y con clara intención desestabilizadora, según han pregonado numerosas voces.

Casillas y Carbonero forman en estos momentos una de las parejas más reclamadas por la prensa rosa, tanto de España como de fuera.

La prensa deportiva española apenas comenta la relación entre ambos ni se vale de ella para justificar la derrota ante Suiza.

El defensa Raúl Albiol, compañero de Casillas tanto en el Real Madrid como en la selección, salió en su defensa. "A Casillas no le afectan (los comentarios). Tiene mucha personalidad y la cabeza muy bien asentada". Y añadió: "Sabe cuál es su trabajo y está metido en el campeonato. Es el capitán de la selección y un jugador clave. Lo demás son bobadas. Todos estamos muy tranquilos".

Aunque hay un hecho indisimulable: Casillas se ha convertido en una persona muy introvertida.

Antes, hace apenas un año, apenas le costaba conceder entrevistas a cualquier medio de comunicación, aunque ésta se realizara bajo la lluvia. Tampoco rechazaba pararse a firmar autógrafos durante unos cuanto minutos.

Pero hace tiempo que no se ve a Casillas pararse a hablar relajadamente con la prensa o detenerse a firmar autógrafos a sus numerosos hinchas, mayoritariamente niños.

Suele ser una reacción habitual de aquellos que comienzan a sentirse perseguidos por la prensa a causa de su vida sentimental y no por sus actuaciones en la cancha. Le sucedió antes al portugués Luis Figo, al mexicano Rafa Márquez o al español Guti.

La situación no es fácil de manejar, ni siquiera para Telecinco, la cadena de televisión de Carbonero, que no se pudo resistir a ofrecer a su audiencia una de las imágenes más esperadas por muchos: Carbonero y Casillas frente al micrófono en la entrevista posterior al partido, circunstancia que añadió picante a la audiencia que en ese momento veía esos instantes posteriores a la derrota de España ante Suiza.

Etiquetas