Despliega el menú
Deportes

REAL MADRID

Calderón se va "con las manos limpias" y al borde del llanto

Ramón Calderón confirmó al borde de las lágrimas su renuncia a la presidencia del Real Madrid asegurando que se va "con la conciencia tranquila" y con la intención de poner fin al "acoso" que sufre su familia.

"Me voy con las manos limpias, con la conciencia tranquila y con mucho menos dinero y salud que cuando empecé el mandato", dijo Calderón, de 57 años, en una multitudinaria rueda de prensa en el estadio Santiago Bernabeu.

La renuncia de Calderón se precipitó tras días de acusaciones de corrupción, con el diario deportivo "Marca" marcando el paso de las denuncias.

Calderón volvió a negar las acusaciones, a las que definió como una "falsedad" fomentada por medios "con el más absoluto desprecio a los códigos morales".

"He tomado la decisión de ceder la presidencia del club (...) con la esperanza de que la entrega de mi cabeza (...) ayude a pacificar a una masa social permanentemente alterada y convulsa", aseguró.

Su renuncia se debe, según Calderón, al "triunfo de la injusticia y la maldad".

"He cometido errores, nunca irregularidades, y siempre como consecuencia de mis limitaciones", añadió.

"Ni yo soy un cobarde, ni tengo nada que ocultar", fueron las primeras palabras del ya ex presidente, que deja el cargo en manos de su vice, Vicente Boluda.

Tras referirse a los "cinco títulos" ganados "en dos años: tres en fútbol y dos en baloncesto", Calderón aseguró que "las cuentas del club son las más brillantes de la historia" y prometió su apoyo "firme y sin reserva" a cualquiera que lo suceda, "sin obstruccionismo".

Calderón perdió la compostura al referirse a su familia, a la que dedicó sentidos agradecimientos.

"A Teresa, una mujer excepcional sin la que nunca hubiera conseguido nada en mi vida, y que ha sido capaz de sufrir y aceptar...", dijo antes de que la voz se le quebrara.

"Y por supuesto a mis hijos, Leticia, Jaime y Mariana, que no solamente han sufrido por lo que le ha estado ocurriendo a su padre, sino porque se han visto impunemente agredidos y calumniados".

"Pido como último favor un respeto para todos ello. Son lo más importante en mi vida, y en la decisión que hoy tomo ha pesado mucho el acoso al que han estado sometidos y su sufrimiento", concluyó.

Etiquetas