Despliega el menú
Deportes

CAI ZARAGOZA

"Si el CAI no asciende, habrá que pensar que hay brujas"

El ex del CAI fue decisivo en la victoria de Melilla sobre Bruesa, que allana el camino de los aragoneses a la ACB. Pero este viernes será otra historia, cuando defienda los intereses de su equipo ante los rojillos

¿Qué recuerdos le trae la visita del CAI?

Para mí será siempre un partido muy especial porque allí viví momentos muy emotivos de mi carrera. Y más especial todavía porque puede ser la última vez que me enfrente al CAI en Liga LEB.

Es decir, que da por hecho el ascenso del equipo aragonés...

Por respeto a esta división, que cada año demuestra que no está nada escrito antes de jugar los partidos, hay que esperar a ver lo que ocurre. No obstante, está claro que si este año se le escapa la ACB al CAI, es como para pensar que hay alguna bruja.

El pasado fin de semana, aunque fuese de forma indirecta, le echó una mano al CAI al convertir 20 puntos contra el Bruesa y ganar el partido.

Nosotros veníamos de dos derrotas muy amplias y de estar jugando muy mal. Fuimos a San Sebastián a ganar porque estamos metidos en la lucha por el play-off de ascenso. Nos salió un partido increíble y yo tuve la suerte de jugar bien y, de paso, echarle una mano al CAI que es un equipo en el que cubrí una etapa muy grata de mi vida.

Después de ir ganando durante todo el partido, Bruesa dio la vuelta al marcador a falta de un minuto, pero el triunfo se lo llevó Melilla con una entrada a canasta suya sobre la bocina.

Estuvimos casi todo el partido por delante, pero sabíamos que Bruesa apretaría en el último cuarto. Supimos mantener la calma cuando nos remontaron y, a falta de doce segundos, perdieron un balón en defensa que pude convertir en canasta.

¿Cuánto se juega Melilla el viernes?

Además de jugarnos la séptima plaza de play-off, está el respeto de la Liga. Este equipo ha trabajado humildemente todo el año para verse en esta situación. Muy pocos contaban con nosotros. Tenemos claro que somos capaces de ganar a los grandes de esta competición. Un triunfo sería muy importante para nosotros de cara a los últimos cuatro encuentros, porque con un par de victorias más estaríamos seguro en la liguilla de ascenso.

¿Cree que el CAI es favorito para la victoria?

Está claro que es el equipo más en forma de la competición. Si nos ponemos a comparar jugador por jugador, es obvio que el CAI sería favorito siempre. Sin embargo, los que tienen la presión de ganar para ascender lo más rápido posible son ellos. Nosotros saldremos a trabajar el encuentro con humildad, conscientes de que será una guerra muy larga. Trataremos de llegar a los últimos minutos con alguna opción para que los nervios sean para ellos y no para nosotros.

Al margen del bloque, ¿qué destacaría del conjunto aragonés?

La diferencia con Alicante, Bruesa y Breogán, además del bloque que supo mantener del año pasado con la incorporación de Quinteros, es que ha sabido entender desde el primer momento esta Liga LEB, que es una competición muy tramposa. Ellos no encaran los partidos pensando que los van a resolver porque tienen mayor calidad, sino que saben hacer trampas, sobre todo por los tres argentinos que tienen allí, que son una ayuda en este sentido.

¿Qué quiere decir con lo de hacer trampas?

Me refiero sobre todo a la picardía a la hora de defender y buscar recursos para anular al rival y acabar anotando fácil. El CAI lee mucho al contrario, estudia sus carencias y, en función de ellas, sabe cómo encarar los encuentros más allá de que su cinco contra cinco sea realmente temible.

En el caso de ascender a la ACB, ¿piensa que el cuadro rojillo necesitaría muchos refuerzos?

Esa afición va a exigir mucho. Pero también es verdad que el gran error de estos años, el que ha demorado el ascenso, ha sido cambiar un montón de jugadores cada año en lugar de hacer bloque.

¿Se imagina volviendo a formar parte de este equipo en la máxima categoría?

Siempre dije que me encantaría volver. Incluso cuando estaba en ACB. Pero si no volví entonces, más difícil lo veo ahora.

Etiquetas