Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

CAI ZARAGOZA 72 - 71 FUENLABRADA

Buena nota en un test de nivel

El CAI superó por un punto al Fuenlabrada de ACB en un partido amistoso que dejó buen sabor de boca a los técnicos rojillos.

David Barlow trata de anotar ante Gerald Fitch.
Buena nota en un test de nivel
APHOTO AGENCY/TONI GALÁN

Es de esos encuentros que no suben al casillero pero que sí que pueden sumar anímicamente. Ayer el CAI se probaba a puerta cerrada ante un ACB como el Alta Gestión Fuenlabrada. Por el bando local, la baja de Darren Phillip con molestias en un pie, y por el visitante, la ausencia del alero Burstein con una lesión en la muñeca. Con esas premisas y aunque el ritmo no fue el de un encuentro liguero, los rojillos sacaron una buena nota en un test de verdadero nivel. Ganaron, y eso que el resultado no era lo importante, pero además fueron capaces de superar a un rival de superior categoría incluso cuando se despertó la 'bestia' Batista harto de recibir golpes al poste bajo. Se salió de la rutina, se jugó ante un equipo compacto y se le venció en una particular sesión de entrenamiento. Todo sigue bien, pero lo serio llega el sábado. El duelo se resume fácil. Buena entrada del CAI con un inspirado Nacho Martín hasta que los madrileños le cogieron la medida a la línea de tres (50 centímetros más atrás que en la ACB). Entonces, y gracias a su mayor velocidad en la circulación del balón, los de Maldonado tomaron rentas a su favor ante la que nada podían hacer ni la ayuda de Barlow en la pintura, ni la solidez de Junyent y Kiefer ni los estratosféricos mates de un Elonu que volvió a combinar espectaculares acciones con debilidad atrás y faltas innecesarias. Un amistoso conlleva que por momentos se convierta en un correcalles, algo que aprovechó Cortaberría para anotar de fuera. Menos mal que el francotirador Fitch decidió pasarlas todas en lugar de tirárselas. Pero los fuenlabreños comenzaron a pecar de individualistas y eso permitió al CAI remontar. Se mejoró la defensa, se movió mejor en ataque y apareció Quinteros. Tres ingredientes para un buen resultado.


Etiquetas