Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

TRIAL INDOOR

Bou reina un año más

El tetracampeón del mundo repite triunfo en el Trial Ciudad de Zaragoza-GP Ibercaja.

Salto de Adam Raga en uno de los tramos más complicados.
Bou reina un año más
OLIVER DUCH

El mejor aperitivo deportivo de la semana grande que hoy comienza en Zaragoza tuvo lugar anoche en el Príncipe Felipe. Un año más -van 21 ediciones- el Trial Indoor Ciudad de Zaragoza-Gran Premio Ibercaja fue de los primeros actos en atraer la atención del público. Horas antes de que esta tarde arranquen de forma oficial ocho días de diversión, el rugir de las motos hizo vibrar a un gran número de aficionados a las dos ruedas. Ocho pilotos sortearon los obstáculos de las siete zonas diseñadas para la ocasión. El vencedor fue, una vez más, el tetracampeón del mundo 'indoor' y al aire libre, Toni Bou. El catalán se mueve como pez en el agua encima de su máquina siempre que visita la capital aragonesa. Ayer, no fue una excepción.

La XXI edición de este veterano trofeo que organiza la empresa Octagon Esedos con la colaboración del área de Deportes del Ayuntamiento de Zaragoza se presentó con más alicientes que nunca. La principal novedad llegaba con la participación de ocho pilotos. Toni Bou, Albert Cabestany, Adam Raga, Jeroni Fajardo, Dani Oliveras, Alfredo Gómez y los jóvenes Iván Peydró y Pol Tarrés mostraron sus malabarismos en una prueba que sirvió para inaugurar el Campeonato de España (CETI).

Configurado el cartel de acróbatas, faltaba por conocer la composición de las zonas a salvar por los actores principales del evento. Trece troncos de árbol, quince tubos de hormigón, varias bobinas triangulares y algunas piedras de gran tamaño se unieron a los habituales materiales metálicos. Todo con tal de complicar el trazado a los pilotos y de conseguir que el espectáculo fuese mayor. Era la otra gran novedad de un torneo que se celebró por primera en 1990 en el Palacio de los Deportes y que tuvo como ganador a Jordi Tarrés. Su sobrino, Pol, se estrenó ayer en el Nacional dispuesto a dar los exitosos acelerones que dio su tío.

Precisamente fueron Tarrés y Peydró los primeros en salir a escena, aunque con más ganas que suerte. Así se lo reconocieron los aficionados. Y es que hubo que esperar a que Adam Raga superase la zona Freixenet para que un piloto pasase limpio un tramo. El ex campeón del mundo completó el recorrido con siete puntos de penalización, dos menos añadió en su casillero Jeroni Fajardo. Los dos pilotos provocaron las dos primeras grandes ovaciones de la noche tras coronar las siete zonas con muchos menos problemas que sus rivales.

Más cerca de la perfección estuvieron Albert Cabestany y Toni Bou. Ambos eran los favoritos para llevarse el título y enseguida lo demostraron. Una sucesión de ceros delataban que el vencedor iba a tener que esforzarse. En la grada así se entendía y la expectación era máxima. Pero entonces Cabestany cometió un error en la zona de los troncos y sumó cinco puntos. La emoción se mantuvo en la carrera de la zona 7. El vencedor, en una decisión muy discutida, fue Cabestany. De esta forma accedió a la final junto a Bou y Fajardo.

Tras un momento para la exhibición llegó la hora de la verdad. Y, de nuevo, Bou no defraudó. Recorrió las zonas en sentido inverso con solo dos puntos de penalización. Ganó y demostró quién es el mejor en el trial. Fajardó fue segundo y Cabestany, tercero.

Etiquetas