Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Blog - La voz de mi amo

por Matias Uribe

FÚTBOL FEMENINO

Billete para un sueño

El Prainsa Zaragoza logra un triunfo vital en el campo del Lagunak y se clasifica entre las mejores de la Superliga. Claudia anotó el decisivo gol aragonés en Pamplona.

Las jugadoras del Prainsa celebrando un gol, esta temporada
Billete para un sueño
ARáNZAZU NAVARRO

Claudia fue la heroína del partido de ayer, que enfrentaba al Prainsa con el conjunto navarro del Lagunak. El gol de esta futbolista suposo el triunfo zaragozano y la clasificación para la fase final de la Superliga Femenina, que disputarán las ocho mejores clubes de entre todos los grupos, además de lograr la clasificación para la Copa de la Reina.

Las jugadoras aragonesas se desplazaron a la Ciudad Deportiva del Lagunak para disputar un choque que dominaron las visitantes y que se acabaron llevando gracias al acierto de Claudia, que logró estrenar el marcador en el minuto 35 de juego.

La primera parte de la contienda fue mala para las jugadoras locales, sobre todo los primeros minutos. El conjunto navarro se mostró nervioso y pagó la presión de todo lo que se jugaba. Mientras que el Prainsa aprovechó esta circunstancia para lanzarse al ataque y conseguir el tanto que supondría a la postre el triunfo.

Las aragonesas crearon más peligro en los minutos iniciales, pero según pasaba el tiempo el Lagunak perdía los nervios y empezaba a tocar más el balón.

Sin embargo, fue Claudia, en una jugada rápida, quien inauguraba el marcador con un gol en el minuto 35 tras una pared que culminaba en un gol desde fuera del área, el único de todo el encuentro y que daría los tres puntos a su equipo.

Después de este tanto, el equipo de casa buscaba el empate. Parecía despertar y Eunate buscó en varias ocasiones crear peligro, pero no definió con acierto.

En la segunda parte, nada más salir las jugadoras al terreno de juego, el colegiado madrileño anulaba un gol a las jugadoras locales por un fuera de juego, algo dudoso y protestado por las gradas, y que pudo significar un cambio de ritmo en el encuentro. Sin embargo, el 0-1 se mantuvo intacto. Fruto de esta acción fue expulsado el segundo entrenador del Lagunak, protagonizando así la amonestación más grave durante los 90 minutos.

En este punto, el Lagunak intentaba buscar la victoria que era lo único que le valía, pero las jugadoras visitantes querían llevarse el partido.

Las internadas del Lagunak no eran muy peligrosas y el Prainsa aprovechó los últimos minutos para cerrarse atrás y mantener el resultado. Finalmente, las aragonesas consiguieron su propósito, llevarse los tres puntos y cerrar su clasificación para la fase final de la Superliga Femenina.

Etiquetas