Deportes
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Sintonía a toda prisa

El interior argentino, último fichaje por ahora, ha de convertirse en una pieza vital en el sistema táctico de Gay aportando llegada al área, goles y eficacia en el contragolpe. Su integración al equipo es una contrarreloj.

Bertolo, el pasado viernes durante su presentación como zaragocista en La Romareda.
Sintonía a toda prisa
PEDRO ETURA/A PHOTO AGENCY

Nico Bertolo emerge en el Real Zaragoza como un refuerzo trascendente. Sus características, su rol en el bloque que diseña Gay desde hace un mes, tienden a hacerle capitán general en el fútbol de contragolpe y en la consecución de los goles desde la segunda línea. Anteanoche, en La Orotava, Bertolo apuntó levemente sus prestaciones, pero la lógica se impuso a las ganas y su desconexión con el resto del equipo -algo natural 48 horas después de su aterrizaje en España- impidió ver señales mayores.

"Por ser el primer partido, considero que no podemos hacer ningún balance. Han sido solo 45 minutos, no conozco siquiera a mis compañeros y ellos no me conocen a mí. Personalmente, yo me sentí bien. Físicamente estoy fuerte y eso es ahora lo más importante para ir acoplándome al grupo", valoró el argentino al abandonar Canarias.

Bertolo tiene por delante 18 días para sintonizarse en la frecuencia modulada por Gay. Tres partidos amistosos tiene por delante para intimar con sus compañeros en el sistema de juego (Villarreal, Numancia y Celta). Alrededor de 20 sesiones de entrenamiento para absorver el librillo que el entrenador desea poner en escena en la temporada que arranca oficialmente en La Coruña el próximo día 28. De momento, sus primeros 45 minutos en Tenerife ya le dan para comentar sus primeras sensaciones sobre el nuevo equipo al que ha llegado tras dejar Palermo. "Me ha parecido que aquí hay muy buenos jugadores. Gente de buen pie, de buen toque, tal y como me gusta a mí", advirtió el cordobés.

Nico Bertolo apenas va a tener dos semanas y media para conseguir engranar con el resto de piezas en el once blanquillo. Su mes de preparación en Sicilia es su aval en estos inicios como zaragocista. "Vengo muy bien físicamente porque he estado trabajando con ellos muy duro en las últimas semanas. Solo me falta algo de fútbol, pero eso lo voy a tener aquí sin duda", dijo confiado el nuevo refuerzo. El argentino -con pasaporte italiano- no tiene ninguna duda de que 18 días van a ser suficientes para su total integración en el dispositivo técnico-táctico de Gay: "Sí, creo que sí. Cuando llegue la Liga, el próximo día 28, estoy seguro de estar ya al cien por cien en todos los sentidos", declaró tajante.

Ese es su reto. Después de volver de Tenerife, la plantilla ya tiene un primer boceto de las prestaciones que va a aportar su nuevo colega en la banda izquierda de la medular. Partiendo desde ese flanco, en La Orotava dibujó tres o cuatro acciones en diagonal hacia el centro del área en busca de paredes, desmarques y un último pase que le deje ante el portero rival. "Son mis características naturales. Me gusta arrancar pegado a la banda pero, en cuanto tengo la mínima oportunidad de marcar un pase o tirar una diagonal, lo hago sin problemas", explicó Nico Bertolo.

Mañana en Teruel, frente al Villarreal, llega la segunda oportunidad para que el interior ambidiestro vaya encontrando la onda del resto del equipo. Y viceversa.

Etiquetas