Despliega el menú
Deportes

REAL ZARAGOZA

Bandrés: "Hemos aprendido de los errores de estos dos años"

Entiende que la gestión de los técnicos ha sido fundamental, tanto en el fracaso como en el éxito.

El presidente del Real Zaragoza, Eduardo Bandrés, en la sede de la entidad.
Bandrés: "Hemos aprendido de los errores de estos dos años"
Juan Carlos Arcos

¿Por qué sigue siendo el presidente del Real Zaragoza?

Porque tengo el convencimiento de que todos hemos aprendido de los errores de estos dos años. Todos. Tenemos la confianza de hacerlo mejor.

 

¿Cuál fue el error fatal?

Cuando sucede una catástrofe de tal magnitud se dan muchas razones. Pero señalaría una: la gestión que hicimos en materia de entrenadores. Me refiero tanto a los nombres como a los tiempos. En estas dos cuestiones creo que pudimos cometer errores de consecuencias graves. No es el único aspecto. Por ejemplo, dentro del vestuario, en el año del descenso, tampoco hubo el ambiente propicio para afrontar las situaciones de crisis que se encadenaban.

 

Si ahora mismo le digo Marcelino...

Un grandísimo entrenador.

 

Su explicación...

Ha cambiado los valores en los que se sustentaba el vestuario del Real Zaragoza. Creo que ha sido capaz de imprimir y trasladar a los jugadores una forma de entender el fútbol: solidaridad, disciplina, sacrificio, cohesión. También ha sabido manejar de modo magistral los tiempos de la temporada.

 

A Marcelino se le puede mirar desde otra óptica. Es uno de los entrenadores más caros del fútbol español.

Insisto en que uno de nuestros grandes errores lo cometimos en este punto: en el entrenador. Teníamos que hacer una apuesta tan fuerte como segura.

 

Además de contar con Marcelino, algunos entendemos que la regeneración del club debería ser más profunda que nombrar a Antonio Prieto director deportivo.

Consideramos que Antonio Prieto es la persona adecuada para producir cambios importantes en el Real Zaragoza. Nos hemos dado tiempo en conocerlo. Está implantando un estilo. Creemos en su capacidad, mesura, buen talante e inteligencia. Ha estado en el Real Madrid. Pero también ha sabido trabajar en clubes de presupuestos ajustados.

 

El Zaragoza con mayor presupuesto de la historia bajó a Segunda y en el año del ascenso deberá apretarse en extremo el cinturón. La política de fichajes cambia por completo.

Las variaciones en este capítulo vienen impuestas por las circunstancias. Confeccionamos la plantilla más cara de la historia del Real Zaragoza, una de las mejores de Primera, y padecimos la desgracia de descender. Además de tener plantilla hay que hacer equipo.

 

¿Cuánto tiempo calcula que tardarán en cerrar las heridas del desastre pasado?

Tenemos avanzado un plan de negocio para los próximos tres o cuatro años. Se apuesta fundamentalmente por el equilibrio presupuestario. Es una necesidad imperiosa para el Real Zaragoza.

 

Primera División...

Nos ha liberado a todos. Es como el que se quita en estos tiempos una hipoteca o una carga. Por fin estamos en otra dimensión. Representa una gran liberación.

 

¿Cuánto ha sufrido Eduardo Bandrés?

He sufrido mucho, porque la responsabilidad de ser presidente de una entidad como el Real Zaragoza es muy grande. Detrás del club hay miles y miles de personas que día a día sienten el Real Zaragoza y lo viven como propio. Lo que sucede en el Zaragoza afecta a los sentimientos de muchísimas personas. Sufro por mí y sufro, sobre todo, por esas personas.

 

¿Qué le dice hoy a esa parroquia?

Que se disponga a disfrutar de una de las mejores ligas del mundo, en La Romareda, con su Zaragoza haciendo un buen papel. Aspiramos al renacimiento del Zaragoza en la liga de Kaká, de Cristiano Ronaldo, del campeón de Europa...

 

Más a largo plazo, el futuro del Zaragoza también pasa por el nuevo campo de fútbol, que se está convirtiendo en una patata caliente.

Nosotros queremos, básicamente, que el Real Zaragoza explote el estadio y una serie de actividades terciarias, y que la gestión competa al club, sin que ello quiera decir que no pueda haber otros usos que requiera la ciudad. Nos entenderemos con el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón. Puede haber obstáculos en el camino; pero todos tenemos la voluntad de alcanzar un acuerdo.

Etiquetas