Balonmano

balonmano

El Bada Huesca no puede con un Bidasoa intratable

Contundente derrota de los de José Francisco Nolasco ante un rival muy superior que complica las aspiraciones de jugar la próxima temporada en Europa (19-34).

El canterano del Bada Huesca Miguel Malo, durante el partido con el Bidasoa.
El canterano del Bada Huesca Miguel Malo, durante el partido con el Bidasoa.
Rafael Gobantes

Frente a las bajas y los problemas físicos, y ante un rival de semejante envergadura, el mérito y la exigencia residen en plantar cara. En no derrotarse de antemano y esperar que un mal día del oponente acerque las opciones de victoria. El Bada Huesca se ha cruzado este domingo con un Bidaosa Irún acompañado en la grada del Palacio de los Deportes por una animada charanga y en el que perviven los aromas de la vieja Asobal, la de los cuatro o cinco clubes que podían campeonar. Uno de ellos solía ser el equipo vasco, que se ha exhibido en la capital oscense como un candidato claro a la segunda plaza tras el inalcanzable Barcelona (19-34).

Europa pasaba en este domingo electoral por la capital oscense y todavía restarán opciones en las últimas cuatro jornadas. La de esta adquiría la envergadura de una hazaña. Pese a todo, los de José Francisco Nolasco han competido con la mayor de las dignidades, sin dejar de mirar a la portería contraria; el primer parcial (1-6) ha explicado bien la dinámica del partido. No han bajado los brazos los rojillos, en pos de un momento de duda en el contrincante que alejase el riesgo de que la cita se convirtiera en un pasacalles. Controlado en todo momento por el Bidasoa, el encuentro habrá gustado poco al técnico. El Palacio ha aplaudido el esfuerzo de los suyos.

La durísima defensa 6-0 de los irundarras ha marcado la pauta de un primer periodo en el que a los visitantes le ha bastado con protegerse, robar y correr para hacerse pronto con una ventaja insondable. Nolasco, que ha solicitado dos tiempos muertos en el primer cuarto de hora, solo ha hallado pequeñas soluciones en los balones al extremo con un atinado Quique Camas. Y en el menguado panorama de su equipo le ha dado minutos y protagonismo al canterano Miguel Malo, que tiene gol y talento de sobras.

Los puntuales atisbos de reacción del Bada han sido rápidamente replicados por el Bidasoa con otro parcial de 0-5 (3-12, minuto 15) al que ha seguido un breve periodo de juego más trabado que no ha servido para acortar distancias. Ni siquiera cuando han jugado en inferioridad por la exclusión dos minutos de Renaud-David y un parcial de 3-0 (7-15) que tampoco ha movido las fichas de su posición en el tablero. Adaptándose con autoridad a todas las exigencias, el equipo guipuzcoano también se ha valido de su portero, que ha detenido un siete metros a Oier antes del descanso (8-16).

Con tan cómoda renta, el Bidasoa no ha dado lugar para la heroica, con un balonmano más contemporizador que le ha bastado para seguir mirando a los oscenses por el retrovisor. Se han encontrado los locales, para mayores males, con la amenaza del cansancio físico y el cuadro vasco ha lucido lanzamiento exterior para dejar claro que la matinal se había terminado mucho antes del pitido final (10-20, min. 38). Entre la resignación local, los minutos han ido pasando muy despacio hasta la confirmación de lo previsible y de que Europa está un poquito más lejos para el Bada Huesca.

Etiquetas
Comentarios