Despliega el menú
Balonmano
Suscríbete

JORNADA 15: CAI BM ARAGÓN 37 - 31 CUENCA

Victoria moral

El CAI Aragón venció ayer al Cuenca 2016 en un partido muy intenso en el que los de Mariano Ortega estuvieron muy serios tanto en ataque como en defensa.

El CAI Aragón se va al parón liguero con el buen sabor de la victoria.
Victoria moral
HERALDO

El CAI Aragón logró hacerse, por fin, con la victoria ante el Cuenca 2016, un equipo al que ya se habían enfrentado en cuatro ocasiones en la Asobal y ante el que había caído en tres de ellas. Ayer, los zaragozanos lograron romper ese encantamiento que parecía haber realizado su rival en el pabellón Príncipe Felipe (ganando en sus dos visitas). Y mucho más allá, consiguieron un triunfo que le permite irse de vacaciones, hasta febrero, metido en el grupo de cabeza de la Liga Asobal y viendo de cerca la cuarta posición.

El partido comenzó con un ritmo trepidante, que se mantuvo durante toda la primera mitad. Un continuo ir y venir de goles (en ambas porterías) marcaron unos primeros 30 minutos en los que no hubo una gran diferencia en el marcador, a excepción de un parcial de 8-1 a favor de los locales, que poco a poco fue remontando el Cuenca. Pese a la gran intensidad que se podía ver en la pista, tanto en ataque como en defensa, el CAI Aragón supo sacar provecho, en el último tercio de la primera mitad, de sus robos de balón ante un conjunto conquense que falló más de la cuenta en acciones muy claras. Concretamente, en un par de 'mano a mano' que Pablo Hernández supo resolver a la perfección.

Tras el intercambio de goles inicial, los zaragozanos se atascaron en ataque una vez superados los diez minutos de juego. Este factor permitió a los hombres de Zupo Equisoain anotar un parcial de 0-3 que les dio dos goles de ventaja, el mayor que consiguieron a lo largo de la primera mitad. A partir de ese momento, fueron los extremos naranjas los que más daño hicieron, tanto en ataque estático como en contraataque a la portería defendida por De Hita. Entre ellos, destacó sobre todo en estos primeros compases de juego Toño Cartón, que terminó con seis tantos en su cuenta particular.

Parta intentar parar el juego del CAI Aragón, Equisoain tuvo que pedir tiempo muerto. Tras él, no sólo logró el objetivo de frenar a su rival sino que sus hombres empezaron a funcionar mejor en ataque y volvieron a meterse en el choque (16-13) y haciendo sentir su aliento a los zaragozanos.

Entonces fue Mariano Ortega el que tuvo que parar el partido y lo consiguió pero un parcial de 0-2 en el último minuto sirvió a los conquenses para irse al vestuario con sólo tres goles de desventaja.

Tras la reanudación, los conquenses, aunque todavía aguantaron unos minutos, comenzaron a acusar el trepidante ritmo impuesto sobre la pista. Así, fueron cediendo minuto a minuto acciones a un CAI Aragón que abría brecha en el marcador gracias al cansancio de su rival. De este modo, los locales alcanzaron su máxima ventaja a falta de un minuto (37-30) que redujo el cubano Jorge Luis Paván en los últimos instantes.

 

"Hemos trabajado muy bien"

Mariano Ortega se mostró muy satisfecho con sus jugadores al terminar el partido. "Ha sido un duelo muy intenso, en el que hemos trabajado muy bien durante los 60 minutos en todas las facetas del juego", afirmaba el técnico del CAI Aragón en sala de prensa. Tanto jugadores como entrenador eran conscientes de la importancia que tenía la victoria, dado el 'palo' moral que supuso caer en Pamplona: "Necesitábamos una victoria así para irnos de vacaciones", comentó Ortega.

Terminada la primera vuelta, la plantilla del conjunto aragonés se muestra satisfecha con los resultados y la posición que ocupan en la tabla: "Estamos donde queríamos", concluyó Ortega.

Etiquetas