Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

baloncesto

El Casademont Zaragoza en Europa: dos temporadas a las puertas de la gloria

El Casademont viene de ser tercero y cuarto en las dos últimas ediciones de la Champions League. Ahora participa en la Europe Cup por primera vez en su historia.

Los jugadores del Casademont, con la medalla de bronce de la pasada edición de la Champions.
Los jugadores del Casademont, con la medalla de bronce de la pasada edición de la Champions.
bcl

En las dos últimas temporadas, el Casademont se quedó a las puertas de la gloria en la Champions League: se clasificó para la Final a Ocho en las dos ediciones del torneo y superó, incluso, la eliminatoria de los cuartos de final; pero en ambos casos claudicó después, ya en las semifinales, primero ante el AEK de Atenas griego y un año más tarde frente al Pinar Karsiyaka turco.

En su actuación más reciente, sin embargo, el cuadro aragonés fue capaz de colgarse la medalla de bronce, lo que ya supuso un éxito de gran envergadura para la entidad. Lo hizo tras doblegar al Estrasburgo francés (89-77), el pasado mes de mayo, en un batalla por el tercer puesto que gobernaron los zaragozanos de principio a fin. Anteriormente, el Casademont había eliminado en los cuartos de final al Nizhni Novgorod ruso, el equipo anfitrión (78-86); y luego habían doblado la rodilla frente al Pinar Karsiyaka turco, en un duelo de semifinales que se resolvió en los compases finales (79-84).

Por detrás del Casademont se situaron conjuntos de la talla –y del presupuesto– del Lenovo Tenerife, el Nymburk checo, el Nizhni Novgorod ruso y el Hapoel Holon israelí; y también el AEK de Atenas, el Turk Telekom, el Brose Bamberg, el Limones, el Tofas Bursa o el Galatasaray, que ni siquiera fueron capaces de alcanzar la Final a Ocho del torneo. La participación de estos clubes en la Champions engrandecen aún más la gesta de los aragoneses, que accedieron al podio continental.

En el ejercicio anterior, el cuadro aragonés finalizó en el cuarto puesto, en una fase final que se desarrolló en Atenas, del 1 al 4 de octubre de 2020, entre los ocho mejores equipos de la competición. Los zaragozanos superaron la ronda de cuartos, tras imponerse al Tenerife –uno de los principales favoritos al título–, pero cedieron en sus dos compromisos posteriores: frente al AEK de Atenas, en el duelo de semifinales, y también contra el JDA Dijon, en la final de consolación.

Esta edición de 2020 se había detenido en marzo por el azote del coronavirus. Un parón que le sobrevino al Casademont en un momento especialmente productivo, tanto en la Liga Endesa como en la Champions League. En el torneo doméstico, los aragoneses permanecían alineados en la tercera posición de la tabla, tras haber sumado hasta 16 triunfos en los 23 encuentros celebrados; y en el torneo continental, los zaragozanos habían sellado su clasificación para cuartos, después de haber superado con solvencia al Lietkabelis en los dos encuentros de los octavos de final. Lo había hecho tras acumular su octava victoria consecutiva en el torneo europeo: además de haberse impuesto en dos ocasiones al Lietkabelis, el cuadro de Porfirio Fisac también había ganados sus seis compromisos anteriores. De hecho, finalizó la fase de grupos con los triunfos ante el Brindisi (91-93), el PAOK de Salónica (86-76), el JDA Dijon (73-105), el Neptunas Klaipeda (86-70), el Falco Szombathely (70-77) y el Besiktas (80-73), para acceder a octavos como líder de su grupo.

Tres años en la Eurocup

Además, el Casademont también contabiliza tres actuaciones en la Eurocup. Su estreno continental se produjo en la temporada 2013-2014, con José Luis Abós en el banquillo. Entonces, conjunto aragonés finalizó la primera ronda en el tercer puesto de su grupo, donde había competido con el Gravelines francés, la Virtus Roma italiano, el Mons belga y el Alba Berlín y el Telekom Bonn alemanes. El equipo zaragozano firmó seis triunfos en 10 jornadas y se enfrentó en la segunda fase con el Besiktas turco, el Lietuvos lituano y el Cedevita Zagreb croata; pero posteriormente no pudo presentarse en las eliminatorias directas, tras acabar tercero del Last-32.

Una temporada después, en el curso 2014-15, el Casademont se midió en la ronda inaugural con dos rivales germanos (Brose y Bonn), con otros dos franceses (Estrasburgo y París Levallois) y con el Reggio Emilia italiano. Los zaragozanos, que ganaron cinco de sus 10 partidos, accedieron de nuevo a la segunda fase, aunque quedaron fuera de octavos después de acabar el Last-32 en el último puesto de la tabla. El equipo aragonés enseguida se quedó sin opciones, tras obtener un solo triunfo –ante la Virtus Roma– en una segunda fase en la que también se enfrentó con el Volgogrado ruso y el Cedevita Zagreb.

En su última actuación en la Eurocup (temporada 2015-16), con Joaquín Ruiz Lorente como entrenador, el equipo aragonés alcanzó las eliminatorias directas, pero cayó en octavos ante el Trento. En esa edición, los zaragozanos compitieron en la primera fase con el Valencia, el Ulm alemán, el Nancy francés, el Charleroi belga y el Venecia italiano, y se presentó en la segunda ronda tras haber conquistado siete triunfos en las 10 primeras jornadas. Y aunque luego superó el Last-32 en un grupo que compartió con el Szolnoki húngaro, el Galatasaray turco y el Dinamo Sassari italiano, finalmente dobló la rodilla en los octavos de final tras perder su eliminatoria a doble partido con el Trento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión