Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El Levitec Huesca quiere dar pasos firmes en la liga de la incertidumbre

Los verdiblancos, con un proyecto renovado, se estrenan en una LEB Oro con nuevo formato este sábado en la pista del poderoso Coviran Granada (18.30).

Luis Parejo y Jorge Lafuente, con la segunda equipación.
Luis Parejo y Jorge Lafuente, con la segunda equipación.
CB Peñas

El coronavirus también detuvo la Liga LEB Oro el pasado mes de marzo. Siete meses después vuelve el segundo nivel del baloncesto español y un Levitec Huesca de estreno: nuevo cuerpo técnico, una plantilla remozada casi por completo y un formato inédito para dar cabida a 19 clubes y tratar de lidiar con las consecuencias y la amenaza constante de la pandemia. La pelota se tira al aire para los oscenses este sábado a las 18.30 en la pista de uno de los equipos más potentes, el Coviran Granada. Los verdiblancos, todavía en fase de acoplamiento tras un verano complicado, quieren suplir la teórica inferioridad con toneladas de garra y personalidad.

El abrupto final del curso anterior llevó consigo una serie de profundos cambios en el club oscense. Se marchó Guillermo Arenas y llegó otro entrenador, David Gómez, de la mano del nuevo director deportivo, David Gros. Una dupla con la que la entidad trata de preservar sus coordenadas habituales: jugadores jóvenes, con hambre y proyección de estrellas. También, experiencia en la LEB Oro para equilibrar la balanza. Solo un jugador se mantiene del último bloque, el escolta norteamericano Olin Carter III. Y ha vuelto a casa el gran capitán, el alero Jorge Lafuente.

El Levitec 2020-21 presenta como bases al venezolano David Cubillán, al argentino Facu Corvalán, al inglés Jacob Round y al canterano Pablo Gella. Una superpoblación debida a las lesiones de Facu, que estará fuera unos tres meses, y de Gella. Carter y Luis Parejo conforman la dupla de escoltas; los aleros son Lafuente, el jugador cedido por Casademont Zaragoza Ander Urdiain y Nacho Giráldez; los ala-pívots Ignacio Rosa y Will Butler y los pívots Ramón Vilà y Emmanuel Omogbo.

Los problemas físicos, el retraso en la llegada de algunas de las piezas por la situación mundial y la marcha de Ryan Ejim de vuelta a su club anterior, el Albacete, han compuesto un cóctel cuyo resultado principal es la necesidad de más tiempo para que la orquesta suene afinada. El margen, además, se estrecha con una competición separada en fases. La primera, con dos grupos; el Levitec se encuentra encuadrado en el B junto a los granadinos, Real Canoe, Força Lleida, Palma, Almansa, Tau Castelló, Real Murcia, Básquet Girona y Lucentum Alicante.

Esta primera fase, a ida y vuelta, concluirá el 5 de marzo. Los cinco mejores se clasificarán para la segunda y los otros cinco, a una por la permanencia en una nueva etapa que se prolongará hasta el 14 de mayo. En el primer caso, el campeón se ganará el ascenso deportivo a la ACB (a falta del factor económico) y la segunda plaza se decidirá en una fase de ascenso entre los clasificados entre el segundo y noveno lugar con final a cuatro en una sede única los días 12 y 13 de junio. Bajarán a la LEB Plata los cuatro últimos clasificados del ‘grupo de la muerte’.

Los verdiblancos no se marcan retos más allá del “día a día” y a la espera del aterrizaje de Will Butler. La expedición viaja este viernes por carretera a tierras andaluzas y tras haberse sometido a una tanda de test PCR que se convertirá en costumbre cada semana. El choque, como todos los del campeonato, se podrá seguir a través de la aplicación ‘LaLigaSports.tv’. El estreno en casa tendrá lugar el viernes 23 de octubre a las 21.00 ante el Real Murcia, con el Palacio de los Deportes cerrado al público al encontrarse la capital de nuevo en fase 2.

Etiquetas
Comentarios