Despliega el menú
Baloncesto

La ACB aprueba un torneo final con 12 equipos y una única sede

En caso de poder volver a las canchas, la Liga Endesa se decidirá con un formato que perjudica al Casademont Zaragoza, ya que no se tendrán en cuenta los 16 triunfos que ha conquistado hasta la fecha. 

El base zaragozano Rodrigo San Miguel, en el partido ante el Real Madrid.
El base zaragozano Rodrigo San Miguel, en el partido ante el Real Madrid.
P. Castillo/ACB Photo

La Liga Endesa se resolverá este año con un torneo final de 12 equipos, en una única sede todavía por determinar, siempre que el Gobierno levante las medidas restrictivas actuales. La ACB y los 18 clubes que la conforman aprobaron este lunes por unanimidad, en una reunión telemática, el formato en el que se decidirá la temporada si finalmente es posible retomar la competición; además de acordar también la ausencia de descensos en el presente curso, por lo que el Fuenlabrada y el Estudiantes, los dos últimos clasificados en la actualidad, en ningún caso perderán la categoría.

Siempre y cuando se pueda regresar esta temporada a las pistas –todo sigue sujeto a la evolución de la pandemia del coronavirus–, la Liga Endesa se resolverá con una fase final con 12 participantes, que se agruparán en dos grupos de seis equipos. Los conjuntos serán distribuidos en función de su clasificación en la Liga regular. Así, el Casademont Zaragoza quedará encuadrado con el Real Madrid, el Andorra, el Valencia Basket, el San Pablo Burgos y el Herbalife Gran Canaria; mientras que, por el otro lado del cuadro, competirán el Barcelona, el Iberostar Tenerife, el Bilbao Basket, el Baskonia, el Unicaja de Málaga y el Joventut de Badalona.

Este sistema de competición perjudica considerablemente al Casademont Zaragoza, alineado en la tercera posición de la tabla, tras haber conquistado 16 victorias en los 23 encuentros disputados. De hecho, su exitoso recorrido tiene ahora el mismo valor que los 12 triunfos del Unicaja y del Burgos, que los 11 del Herbalife Gran Canaria e, incluso, que los 9 que contabiliza actualmente el Joventut. Porque todos los participantes empezarán en igualdad de condiciones, con cero victorias, sin tener en cuenta los éxitos acumulados durante las 23 jornadas precedentes. Según el formato aprobado este lunes por los clubes, todos los conjuntos jugarán cinco encuentros –uno contra cada rival de su grupo–. Los dos primeros clasificados de cada grupo se enfrentarán en semifinales, y los vencedores lucharán posteriormente por el título, en ambos casos a partido único. En total se disputarán 33 partidos en un plazo de dos semanas.

En principio, todo se desarrollará a partir del 15 de junio, con partidos a puerta cerrada en una única sede –Canarias y Andorra ya han presentado sus candidaturas–. El escenario definitivo se anunciará en los próximos días, según advirtió la ACB. Asimismo, los clubes dispondrán de un mínimo de tres semanas de preparación antes de la reanudación del campeonato, y se estableció el 31 de mayo como fecha máxima para, en función de las medidas tomadas por las autoridades, decidir si se disputa esta fase final de 12 equipos o si, por el contrario, se da por concluida definitivamente la presente temporada –en cuyo caso el título quedaría desierto–. Además, también se acordó que, en caso de retomar la competición, el curso no se prolongue más allá del 10 de julio.

Etiquetas
Comentarios