Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

La ACB propone cerrar el curso con un torneo de doce equipos

Los clubes se reúnen este lunes, telemáticamente, con el propósito de consensuar una solución a la temporada. La idea es jugar a puerta cerrada en una única sede. 

Los jugadores del Cassademont Zaragoza, en el partido ante el Real Madrid.
Los jugadores del Cassademont Zaragoza, en el partido ante el Real Madrid.
P. Castillo/ACB Photo

La ACB se resiste a echar el cierre definitivo a la temporada. Y aún estudia diferentes escenarios para poder retomar la competición, siempre supeditados a que el Gobierno levante las medidas restrictivas que rigen en la actualidad. Aunque todo sigue sujeto a la evolución de la pandemia del coronavirus, que paralizó la Liga Endesa cuando restaban 11 jornadas para el término del campeonato regular, la voluntad de la mayoría de los equipos sigue siendo completar el curso en la medida y los tiempos que la situación lo permita. En este contexto, la Asociación de Clubes de Baloncesto y las 18 entidades que la conforman se reúnen este lunes, telemáticamente, con el propósito de consensuar una solución para el presente ejercicio.

La última fórmula que baraja la ACB, y que expondrá este lunes a los clubes, atiende a un torneo que se desarrollaría en una única sede –probablemente Gran Canaria–, a partir del 15 de junio, con partidos a puerta cerrada, y en el que participarían los 12 primeros clasificados de la competición: Barcelona, Real Madrid, Casademont Zaragoza, Iberostar Tenerife, Bilbao Basket, Andorra, Valencia, Baskonia, Unicaja de Málaga, San Pablo Burgos, Herbalife Gran Canaria y Joventut de Badalona. En este formato se crearían dos grupos, de seis conjuntos cada uno, y los equipos jugarían entre sí a modo de liguilla. Posteriormente, los dos primeros de cada grupo lucharían por el título, en una final que se celebraría al mejor de cinco partidos.

Este sistema de competición perjudica considerablemente al Casademont Zaragoza, conjunto alineado en la tercera posición de la tabla tras haber conquistado 16 triunfos en los 23 encuentros disputados. De hecho, su exitoso recorrido tendría ahora el mismo valor que los 12 triunfos del Unicaja y del Burgos, que los 11 del Herbalife Gran Canaria e, incluso, que los 9 que contabiliza actualmente el Joventut. Por el contrario, se trata de una fórmula que excluye a los seis últimos clasificados y que, además, no contempla la pérdida de la categoría, por lo que beneficia sobremanera al Fuenlabrada y el Estudiantes, los dos conjuntos incrustados en las posiciones de descenso a la Liga LEB.

Aún con todo, no es el único escenario que estudiarán este lunes los clubes de la ACB. También se plantearán otras opciones, como finalizar la temporada con un ‘play off’ entre los ocho primeros clasificados –obviando las 11 jornadas que restan de la Liga regular–, también en una única sede y con Gran Canaria como principal candidato para ejercer de anfitrión.

Otra de las propuestas también contempla retomar la competición ya en las eliminatorias directas, aunque ampliando el número de los equipos participantes (de 10 a 16) y reduciendo todas las series del ‘play off’ al mejor de tres encuentros. En todos los casos, parece asumido ya que no se producirán descensos en la presente campaña. De esta forma, la ACB podría contar el próximo ejercicio con hasta 20 conjuntos, teniendo en cuenta que tanto el Valladolid como el Gipuzkoa Basket –los dos primeros clasificados de la Liga LEB– ya han anunciado su intención de "defender hasta el fina" su derecho al ascenso de categoría.

Sin embargo, quedan numerosas incógnitas aún por despejar. Los clubes, por ejemplo, necesitarán como mínimo de cuatro semanas para adquirir el tono físico imprescindible para volver a competir. Además, con las fronteras ahora cerradas, también se desconoce con qué recursos podrán contar los equipos, después de que numerosos jugadores extranjeros se marcharan días atrás a sus respectivos países.

Asimismo, la Asociación de Baloncestistas Profesionales (ABP) aboga por la suspensión definitiva de la Liga Endesa, tal y como advirtió su presidente, Alfonso Reyes, la pasada semana. "El sector deportivo es uno de los últimos que saldrá del confinamiento. Esto se alargará y no quedará otra que suspender la temporada", explicó Reyes, quien fue tajante al anunciar que "se denunciará a los clubes o a la ACB" si no se garantiza "al cien por cien" la seguridad de los jugadores. También recordó la obligación de "respetar los periodos de descanso" de los deportistas, por lo que consideró "inviable" prolongar la competición "más allá del 15 de julio".

Etiquetas
Comentarios