Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

El líder exige al Casademont Zaragoza

El JDA Dijon se presenta este martes en Zaragoza como líder invicto del Grupo D. El equipo aragonés tendrá que luchar también contra el cansancio acumulado.

El alero Robin Benzing, durante un entrenamiento del Casademont Zaragoza.
El alero Robin Benzing, durante un entrenamiento del Casademont Zaragoza.
ARANZAZU NAVARRO

Sin respiro. Apenas 48 horas después de medirse con el Joventut de Badalona, el Casademont encara este martes, en el pabellón Príncipe Felipe, una cita de gran exigencia en la competición continental (20.30, Aragón TV). El cuadro aragonés recibe al Dijon francés, líder invicto del Grupo D, en un duelo marcado por el cansancio acumulado por los zaragozanos, quienes vienen emitiendo signos de agotamiento en sus últimos compromisos. El calendario no ofrece ni una sola concesión.

En este sentido, la participación del equipo en la Champions League, con hasta 14 partidos sólo en la primera fase del torneo, presenta elevados obstáculos. Europa aporta prestigio al club aragonés y sitúa a Zaragoza en el panorama internacional, al margen de conllevar un atractivo premio para los aficionados. Sin embargo, también supone un importante lastre para la condición física de la plantilla y para la adecuada preparación de sus partidos. Con dos encuentros por semana, se reducen los entrenamientos y los días para estudiar al rival, y se alarga el tiempo necesario para que el entrenador pueda ir ajustando todas sus piezas.

En este escenario, al Casademont le sobreviene ahora un partido de gran dificultad: ante el rival más imponente del grupo –ha ganado sus cuatro partidos–, que se distingue además por la capacidad atlética de sus jugadores. Se trata de un bloque intenso, enérgico y vigoroso, caracterizado por su fortaleza física y por imponer siempre un ritmo trepidante al juego.

Además, el Dijon es un conjunto temible en las transiciones –22 puntos tras pérdidas de balón del rival–, al margen de exhibir un acierto devastador en sus acciones de ataque: presenta un 53% de efectividad en los tiros de campo, con un 59%en los tiros de dos puntos (59,6%) y un 41% en los lanzamientos triples. De hecho, tras la celebración de cuatro jornadas, los galos son los máximos anotadores del Grupo D, con 88 puntos anotados por partido: y, al mismo tiempo, cuenta con la segunda mejor defensa, con 74 tantos encajados por duelo.

En el torneo continental, nadie ha sido capaz de batir a los franceses. Inició el curso con una contundente victoria en casa, frente al Falco Szombathely húngaro (87-68); superó después a domicilio al Neptunas Klaipeda lituano (75-89), en otro partido gobernado por los franceses de principio a fin; y, posteriormente, el conjunto que dirige Laurent Legname doblegó al Brindisi italiano (95-79) y al Paok de Salónica (81-76).

El mejor francotirador de los galos atiende al estadounidense Rasheed Sulaimon, que factura 15,7 puntos por encuentro, con un 47%de eficiencia desde el triple, además de aportar 2 rebotes y 2,3 asistencias por duelo. Pero mayor influencia en el juego tiene su compatriota David Holston, base de 1,67 metros de estatura, quien dota a su equipo de un ritmo trepidante, sin apenas tregua, al margen de interpretar el juego a la perfección: promedia hasta 8 asistencias por partido, y también anota con suma facilidad (14,8 puntos por choque). Es, de hecho, el jugador más productivo de la competición europea: 20,3 créditos de valoración, en los 24 minutos de media que permanece sobre la pista.

El Dijon también está completando un exitoso recorrido en la Liga francesa, donde ha conquistado el triunfo en 7 de sus 8 compromisos oficiales. En su actuación más reciente, se impuso con autoridad en la pista del Elan Chalon (78-90), en un partido marcado por la sobresaliente aportación de David Holston. El base finalizó la contienda con 28 puntos, 3 rebotes y 9 asistencias, y representará hoy la principal amenaza de los aragoneses en el pabellón Príncipe Felipe.

Una vez más, el Casademont afrontará la cita mermado por las ausencias. Renaldas Seibutis continúa en Lituania, recuperándose de sus problemas de espalda, y todavía no ha podido estrenarse en el curso actual. Además, el base Rodrigo San Miguel sigue convaleciente de una microrrotura muscular en el costado; mientras que el pívot Fran Vázquez, que reapareció en el partido del pasado domingo, todavía se halla lejos de su verdadera dimensión, pendiente aún de adquirir ritmo competitivo.

Etiquetas
Comentarios