Despliega el menú
Baloncesto

entrevista

Piti Hurtado: "A Carlos Alocén no le asusta el papel de héroe"

Juan Manuel ‘Piti’ Hurtado Pérez (Cáceres, 1974) es una de las mentes más inquietas del baloncesto. Ayer presentó en Zaragoza el libro ‘La Pitipedia’.

Piti Hurtado esgrime una sonrisa.
Piti Hurtado esgrime una sonrisa.
Oliver Duch

El entrenador, comentarista y escritor Piti Hurtado presentó este domingo en Zaragoza el libro ‘La Pitipedia’, un tratado de cultura baloncestística, la traslación negro sobre blanco de las jugosas perlas que expone en sus retransmisiones televisivas en Movistar +.

Gracias por la dedicatoria tan cariñosa que me ha escrito. Eso sí, la postdata resulta de lo más intrigante...

P. D.: Nos faltó una prórroga...

Pues eso, que le ruego una explicación...

Si hubiéramos ganado la prórroga ante el Murcia con el CAI Zaragoza, probablemente Alfred Julbe se habría quedado unos años más en Zaragoza. Yo era su segundo entrenador. Habría estado más tiempo en esta preciosa ciudad.

Tampoco le ha ido tan mal...

Hemos hecho de todo, sí. Y siempre relacionado con el baloncesto. He entrenado, incluso fuera de España, en Venezuela y Japón.

O sea, ha entrenado en tres continentes diferentes.

Así es. Me he formado todo lo que he podido. Ahora comento baloncesto en Movistar +.

Regresando al libro, la portada en sí misma ya significa una declaración de intenciones.

Es una ilustración de Lawerta en la que aparecen Drazen Petrovic, ‘Magic’ Johnson, Wladimir Tachenko, LeBron James y Pau Gasol. Abajo, delante del ordenador, el creador publicitario Antonio Pacheco y yo. Antoni Daimiel nos ha obsequiado con un prólogo de obligada lectura.

Se trata de un preciso resumen sintético de las últimas tres décadas del baloncesto.

Es mi visión, una perspectiva del deporte que amo desde que empecé en mi ciudad, en Cáceres, en los franciscanos de San Antonio de Padua, hasta hoy.

Además, no deja de cucar el ojo, con guiños a la música, al cine, al arte, a la cultura, en suma.

Defiendo el deporte como parte de la cultura. Pienso que estos guiños enriquecen la exposición y la hacen más atractiva. Más o menos, como las retransmisiones televisivas.

En cada uno de los 20 capítulos aparece una glosa selecta. Deliciosa la de Enrique Bunbury.

Y por fin he encontrado el camino que ha de guiar mis pasos... Del tema ‘En la prisión del deseo’.

Qué decir de la de Los Secretos.

Pero cómo explicar que me vuelvo vulgar al bajarme de cada escenario... Del tema ‘Ojos de gata’.

Además de la referencia de Bunbury, echo en falta algún apunte más relacionado con Zaragoza.

Aparecen Turpin, Quino Salvo, Lucio Angulo. También Kevin Magge, tan importante en los primeros años de la ACB.

Me refiero a hombres que siguen ostentando récords de la Copa del Rey, como Leon Wood, Andy Toolson o Mark Davis.

Con Wood, que fue un base extraordinario, me encuentro algunas noches...

¿...?

Es que ahora es árbitro NBA...

Ahora le pillo... Por cierto, ¿cómo consiguen que el personal no se acueste y siga pendiente del televisor de madrugada?

Intentamos hacer una narración dinámica. Y aportar perspectivas como las que puede encontrar en este libro.

Regresando a Zaragoza. ¿Qué adjetivo asociaría con la clasificación para las semifinales de la ACB del Tecnyconta?

Meritorio. Incluso muy meritorio. La temporada en sí ya ha sido muy buena. Eliminar a un rival de Euroliga, como el Baskonia, nunca es sencillo. La plantilla está muy bien confeccionada. Después, han logrado un rendimiento muy alto, con factores favorables incluso en las lesiones.

¿A quién se refiere?

A Fran Vázquez. Cuando se lesionó, pudimos ver un gran Javier Justiz, un nombre a anotar. Ante el Baskonia pudo con interiores ‘top’, como Poirier y Shengelia.

El epílogo de esta entrevista lo merece Carlos Alocén.

No le asusta el papel de héroe. Es muy joven, pero tiene talento y ha mejorado muchísimo.

Etiquetas
Comentarios