Baloncesto
Suscríbete

Paso histórico del Tecnyconta

El conjunto de Cuspinera  profana el templo del Baskonia. Primer triunfo aragonés en Vitoria

Tomás Bellas inicia una penetración ante la defensa de Marcelinho Huertas.
Tomás Bellas inicia una penetración ante la defensa de Marcelinho Huertas.
Adrián Ruiz de Hierro/Efe

Un año y 22 días después de conquistar Málaga, el Tecnyconta volvió a cantar victoria fuera de Zaragoza. Además, el triunfo derribó una frontera histórica, como era el Fernando Buesa Arena de Vitoria. Ganó con todas de la ley el colectivo que gestiona Cuspinera, brillante a ratos, eficaz siempre, superior a los vascos en lo extraordinario y sobre todo en lo ordinario, en lo esencial para sumar. Sin discusión, paso histórico del club zaragozano, capaz de encadenar dos triunfos seguidos en esta temporada, asaltando una pista de tronío en el baloncesto español y europeo. Eso sí, que nadie olvide que el próximo partido en casa ante el Gipuzkoa es mucho más importante que el pelotazo de ayer en Gasteiz. Luego también visitará Zaragoza el Tenerife. ¿Y si ganamos cuatro seguidos? ¿Por qué no? Ayer quedó declarado el estado de optimismo.

No están los números del Tecnyconta, los de este curso y los del pasado, como para subrayar los contextos de las victorias. No se ganaba fuera desde hace tanto tiempo que toda victoria debería ser recibida con alfombra roja y banda de música. Alegría por todo lo alto al margen, conviene aclarar que el Baskonia no está para tirar cohetes. El fantástico exjugador Pablo Prigioni dimitió la pasada semana como entrenador. El exbase de los New York Knicks y del TAU grande ha dejado el equipo como un solar en el que ahora intentará construir Pedro Martínez, el hombre que el año pasado hizo campeón al Valencia. Desde luego, lo que mejor ha hecho Prigioni en el banquillo ha sido irse. Al menos, ha tenido la dignidad de declarar su ignorancia. Tantos y tantos exjugadores, sobre todo de fútbol, deberían tomar ejemplo. Ahí los tienen, luciendo traje y pretérito. Consulten la clasificación de Primera División... Por supuesto, se necesitan otras capacidades para entrenar que para jugar. Parece mentira que un tipo listo, genial, como Josean Querejeta, pionero en tantas y tantas cosas del baloncesto moderno, se haya dejado seducir por este encanto suicida. Defender que para ser entrenador de élite antes se tiene que haber sido jugador de élite es tan cierto como afirmar que para ser traumatólogo te tienes que haber roto antes media docena de huesos. El fútbol es así. Lamentablemente, el baloncesto, en algunos casos, también.

No le queda tajo ni nada a don Pedro Martínez... Lo dicho, que el Baskonia no está bien y además ayer llegaba cansando, tras cuatro partidos en una semana. El Tecnyconta supo aprovecharlo perfectamente. Porque con presupuestos y plantillas en la mano, el Tecnyconta solo puede ganarle al Baskonia (y más en Vitoria) firmando un partido casi perfecto. Y que el Baskonia flaquee, claro. Eso, exactamente eso, ocurrió ayer. Y con eso supo jugar Cuspinera y sus valientes. En un ejercicio de paciencia, supieron manejar la ansiedad del rival. Sin prisas, sin agobios, el Tecnyconta sobrevivió al arranque impetuoso del rival, habitual tras todo cambio de entrenador. Lo esencial era no dejar que rompieran el partido. No lo dinamitaron los vascos, que después fueron devorados por su propio ímpetu. El Tecnyconta estiró el partido sabiendo que si llegaba al último cuarto con opciones, las urgencias abrasarían a los vitorianos.

Tras la primera canasta de Varnado, el Baskonia manufacturó un parcial de 8-0 en acciones de Voigtmann, Shengelia y Beaubois. Se les veía con ganas a los locales, que cerraron el primer cuarto con un 21-14 en el electrónico. La tablilla de las valoraciones asustaba más: 29-11. Lo mejor por aquel entonces era que todavía quedaban 30 minutos. Un triple de Granger engordó la diferencia hasta los nueve puntos (26-17). En ese instante apareció De Jong, jugador que, por cierto, este verano hizo la pretemporada con el Baskonia. Estuvo soberbio el holandés, único asidero del Tecnyconta mediado el segundo acto. Hubo varios momentos críticos, pero los aragoneses supieron resistir. Neal se unió a la causa. Dicen que está gordito el exjugador de los Spurs. Que siga gordito... Fantástico, Neal. La dirección serena de Bellas y Sergi García, y dos triples de Dragovic y De Jong como ‘cuatros’ abiertos dejaban el asunto en el aire al descanso (39-38), tras un parcial 18-24.

El avance paulatino de las manecillas del reloj estranguló al Baskonia. La imperturbabilidad de Bellas y Sergi García crecía hacia el magisterio. Con timonel, la nave aragonesa sabía dónde iba. Un parcial de 3-16 de salida congeló al Baskonia en la reanudación. Masticaba y masticaba la jugada el Tecnyconta, en una digestión perfecta del baloncesto. La grada podía bemoles, que no suelen meter canastas pero ayudan. Pedro Martínez, que apenas ha podido desarrollar un par de entrenamientos, con un viaje a Alemania incluido, le pidió a los suyos que se dejaran el alma. Se la dejaron. Un parcial de 7-0 recortó la ventaja hasta 49-54, cinco puntos ensanchados hasta ocho por Blums y Sergi (51-59) en la clausura del tercer cuarto. El temor final del Tecnyconta, que ya había perdido dos partidos ajustados a domicilio en los instantes finales, lo desterró en Vitoria, con una administración óptima de los minutos definitivos. Hasta los árbitros respetaron a los aragoneses en los segundos finales, con una falta señalada a Marcelinho sobre Bellas. Hasta los árbitros, reitero. Con lo que nos pasó el año pasado allí mismo... Desde todos los puntos de vista, el triunfo puede considerarse histórico...

Ficha técnica:

73 - Baskonia (21+18+12+22): Huertas (4), Beaubois (12), McRae (5), Shengelia (21), Voigtmann (9) -cinco inicial-, Diop (2), Timma (7), Granger (11), Garino (2) y Vildoza (-).

78 - Tecnyconta Zaragoza (14+24+21+19): Bellas (3), Gary Neal (25), Barreiro (6), Dragovic (6), Varnado (4) -cinco inicial-, Michalak (-), Sergi García (9), De Jong (16), Álex Suárez (3) y Janis Blums (6).

Árbitros: Juan Carlos García González, Jorge Martínez y Carlos Sánchez Monserrat. Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga Endesa disputado en el Fernando Buesa Arena ante 9.071 espectadores.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión