Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

Las urgencias del Tecnyconta

El cuadro aragonés necesita rectificar cuanto antes su negativa trayectoria: cuatro derrotas en los cuatro partidos disputados.

Barreiro, Michalak y Bellas, durante un entrenamiento del Tecnyconta.
Barreiro, Michalak y Bellas, durante un entrenamiento del Tecnyconta.
Guillermo Mestre

El Tecnyconta sigue sin ganar, cuando se han consumido cuatro jornadas de la Liga Endesa. El equipo, todavía en pleno periodo de construcción, continúa alejado de su verdadera medida. Una situación lógica en una plantilla totalmente renovada, ya que se han acometido hasta nueve contrataciones en el presente curso, además de un nuevo entrenador. Además, el equipo aragonés ha sido víctima de un exigente calendario en el inicio de la competición, con tres salidas muy dificultosas -Obradoiro, Real Madrid y Bilbao-, y un partido en casa contra el Herbalife Gran Canaria, un sólido aspirante a las posiciones de ‘play off. En este contexto se sitúan las cuatro derrotas encajadas. Sin embargo, y aunque los zaragozanos han competido hasta el final en tres de sus compromisos, también deben resolver importantes desequilibrios en su juego:

Necesidad de triunfos

El Tecnyconta está obligado a rectificar su negativa trayectoria con la mayor prontitud. Y ahora le sobreviene una buena oportunidad para estrenar su casillero de triunfos. La primera cita será el próximo domingo, en el pabellón Príncipe Felipe, ante un Andorra que está presentando numerosas dudas en el inicio de la temporada. Los andorranos contabilizan un único triunfo en los cuatro partidos disputados. Después, los zaragozanos visitan Vitoria, el 29 de octubre, para medirse con el Baskonia; y una semana más tarde (5 de octubre) reciben en casa al Gipuzkoa, un rival directo en la lucha por la salvación. El conjunto de Cuspinera es decimosexto, aunque igualado con el Joventut, el Real Betis y el Burgos, todos con cuatro derrotas.

Falta de continuidad

El Tecnyconta es un equipo voluble, inconstante, con una irregularidad manifiesta en los dos lados de la pista. Carece de continuidad. Alterna grandes momentos, en los que emite señales muy positivas, con tramos de una falta de concentración sorprendente. En este sentido, los últimos cinco minutos protagonizados en Miribilla resultaron desalentadores: los aragoneses dilapidaron una renta de 10 puntos en el marcador, cuando tenían la victoria prácticamente agarrada, y acabaron doblando la rodilla al encajar un parcial de 15-0.

Desajustes defensivos

El cuadro zaragozano necesita fortalecer su estructura de contención. Ha encajado 349 puntos en cuatro partidos, lo que se traduce en una media de 87,25 tantos por duelo. Únicamente el Real Betis (93,1) y el Burgos (94,25), dos candidatos al descenso de categoría, ofrecen peores registros en las labores defensivas. En este aspecto, el entrenador del Tecnyconta, Jota Cuspinera, ha insistido en la necesidad de "mejorar las prestaciones atrás para poder optar a las victorias". Mientras, el conjunto aragonés anota 76,5 puntos por encuentro.

Demasiadas faltas personales

El Tecnyconta es el conjunto más castigado por las faltas (24,5 por partido), mientras que solo recibe 17,25 por choque. "Seguimos con el problema de no provocar personales; pero jugando en la línea de 6.75, es muy difícil hacerlo", se lamentó el preparador de los zaragozanos tras el duelo ante el Real Madrid. Una semana más tarde, Cuspinera denunció "un criterio arbitral muy diferente" con respecto a los equipos rivales. "Si lo que nos pitan a nosotros es falta, que no digo que no lo sea, para el contrario también debe serlo si hace los mismos contactos. En cuatro partidos disputados, la diferencia es abismal: nuestros adversarios han lanzado casi 50 tiros libres más que nosotros. No nos están midiendo igual que al resto", se quejó el técnico en Miribilla, nada más consumarse la derrota ante el Bilbao.

Inexperiencia

Hasta cinco jugadores de la plantilla aragonesa son menores de 25 años. Lovro Mazalin, Jonathan Barreiro y Sergi García tienen 20; Michal Michalak cuenta con 23; mientras que Álex Suárez suma 24. Esto representa un hándicap en experiencia y oficio, aunque al mismo tiempo también garantiza hambre, ambición e intensidad. En los momentos decisivos, han sido Janis Blums, Gary Neal y Tomás Bellas quienes han acaparado la mayoría de los ataques.

Amplitud de banquillo

“Necesito más jugadores que aporten en la rotación", advirtió Cuspinera tras el partido de Bilbao. De hecho, hay hombres todavía muy por debajo de su verdadero potencial. Uno de ellos es Michal Michalak, quien, después de ofrecer muy buenas prestaciones en la pretemporada, ha bajado drásticamente su rendimiento en el inicio de la competición. En Miribilla solo actuó durante 2 minutos y medio, y eso que aportó 1 punto, 1 rebotes y 1 asistencia (3 de valoración). Gary Neal, Dragovic y Mazalin, entre otros, también deben elevar el rendimiento ofrecido. Varnado mejoró en la última jornada de la Liga Endesa, aunque en sus anteriores compromisos también estuvo muy por debajo de las expectativas generadas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión