Despliega el menú
Baloncesto
Suscríbete

Exigente prueba en Andorra

El Tecnyconta intentará confirmar hoy su mejoría en uno de los escenarios más dificultosos de la competición: su rival ha perdido un solo partido en casa.

Stevan Jelovac, ala-pívot del Tecnyconta Zaragoza, con el entrenador Luis Guil.
Exigente prueba en Andorra
José Miguel Marco

El Tecnyconta ha recuperado la sonrisa. En su actuación más reciente, en el estreno en el banquillo de Luis Guil, el cuadro aragonés restauró los valores que habían engrandecido su estatura años atás: intensidad, compromiso, sacrificio, constancia, orgullo y seguridad. Frente al Obradoiro, en un duelo vital para sus aspiraciones de salvación, el equipo zaragozano presentó por fin una defensa tenaz, de permanentes ayudas, sin apenas distracciones. Edificó atrás un muro sólido, resistente, prácticamente inabordable, y redujo hasta los 59 puntos (85-59) la capacidad ofensiva de su oponente. De hecho, el Tecnyconta firmó su mejor registro defensivo de la temporada. Únicamente frente al Tenerife, en la undécima jornada de la competición, había exhibido un sistema de contención tan consistente y fiable.

Nada que ver con las últimas actuaciones del Tecnyconta, donde, precisamente, se había distinguido por su apatía e indolencia en las labores de contención. Una actitud perezosa, indiferente, impropia de un conjunto marcado por los rigores de la clasificación. Antes del duelo contra el Obradoiro, los desequilibrios del equipo eran considerables, con un promedio de 89,5 puntos encajados en sus diez últimos partidos.

Sin embargo, en su último compromiso, todos sumaron con generosidad, con un espíritu colectivo admirable. En este sentido, la contratación de Luis Guil, incorporado al banquillo aragonés el pasado 6 de marzo, ha fortalecido la estructura defensiva de los aragoneses, quienes evidenciaron una mayor predisposición a la hora de aplicarse atrás. Y además de robustecer la defensa, el ideario de Guil pasa también por conceder una mayor libertad ofensiva a sus jugadores. En los entrenamientos, el técnico viene ensayando repetidamente el juego de ataque por conceptos, con el propósito de aprovechar la elevada capacidad ofensiva de la plantilla aragonesa. Guil huye de los sistema cerrados y opta por un juego dinámico, rápido, creativo, alejado del baloncesto sistematizado y donde los jugadores cuentan con una mayor libertad de decisión.

Ante el Obradoiro, el conjunto zaragozano no sólo se aplicó en las labores defensivas, sino que generó espacios en sus acciones de ataque y dispuso de numerosos tiros liberados. Es la línea a seguir en los futuros compromisos. Y hoy tiene una cita de altura en Andorra, un escenario de máxima dificultad: en sus 10 actuaciones como local, el equipo de Joan Peñarroya contabiliza una única derrota. Fue ante el Baskonia (82-91), el pasado 5 de febrero. Por el contrario, el Tecnyconta ofrece datos muy negativos en sus desplazamientos. De sus ocho victorias en el presente curso, siete de ellas se han registrado en el pabellón Príncipe Felipe. Además, su único triunfo fuera de casa, que se produjo en Málaga, se remonta a la segunda jornada de la competición.

Una etapa de dudas

Pese a todo, el Tecnyconta acude a la cita convencido de sus opciones. Primero, porque la incorporación de Luis Guil ha dotado al grupo de mayor solidez, entusiasmo y seguridad en los dos lados de la pista. Con el triunfo ante el Obradoiro –amplio y concluyente–, la plantilla se rearmó anímicamente para el tramo final de la temporada; y se despojó, por fin, de la angustia, la impaciencia y la desesperación que venían mermando al equipo en sus compromisos más recientes. Pero hay otro dato para creer en la victoria: el Andorra ha protagonizado una sorprendente involución en las últimas jornadas. El conjunto de Joan Peñarroya se halla inmerso en un periodo de incertidumbre, de dudas, de desconfianza. En sus últimas cinco actuaciones, sólo ha sido capaz de imponerse al Manresa –colista de la Liga Endesa–, y con un sufrimiento inesperado. Mientras, cayó ante el Herbalife, el Joventut, el Baskonia, el Obradoiro y el UCAM Murcia, tras emitir señales muy preocupantes en su juego. El Tecnyconta, por ello, tratará de hurgar en la herida.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión